El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha subrayado este miércoles que el problema de la educación en España "no es la lengua", al tiempo que ha acusado al Gobierno de proponer una reforma "retrógada" y de "hacer ideología"utilizando la crisis como coartada.

Rubalcaba ha adelantado que el PSOE no podrá apoyar una reforma que está "en las antípodas" de los sistemas europeos y ha recalcado que los problemas de la educación en España "no se solucionan con más exámenes" sino ayudando a los alumnos más vulnerables para frenar el fracaso escolar.

El modelo del PSOE sirve para recuperar a alumnos del atraso que a veces viene del entorno familiarEn una entrevista en RNE, Rubalcaba ha descartado llegar a "pactar" esta ley, aunque ha apuntado que él "no hubiera hecho" lo que hizo este martes la consellera catalana de Enseñanza, Irene Rigau, al abandonar la conferencia sectorial que presidía el ministro de Educación, José Ignacio Wert.

De hecho, cree que el ministro de Educación, José Ignacio Wert, ha planteado con el asunto de la lengua una batalla con sentido "táctico", porque el debate en torno a eso hace que no se esté hablando "de la segregación educativa", de la reválida, del "tratamiento privado que da la ley a los conciertos" y  que, según Rubalcaba, "hace que se le pida austeridad a todo el mundo menos a la escuela privada", de la supresión de Educación para la Ciudadanía o de la enseñanza de la religión, un problema que a su modo de ver ya estaba resuelto.

A su juicio, el modelo del PP se basa en que, "cuando los niños fracasan hay que echarlos a la calle, y eso es barato y cruel". "La derecha siempre ha querido hacer reválidas y echar a quien no ha valido, pero cuanto más abajo se segrega, más difícil lo tiene la gente que viene de muy abajo para salir adelante", ha sostenido, y ha agregado que, además, el modelo del PSOE sirve para recuperar a alumnos del "atraso que a veces viene del entorno familiar".