Miguel Arias Cañete
El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno español, Miguel Arias Cañete. Olivier Hoslet / EFE

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha defendido este lunes el despliegue de medios de extinción que se está realizando, y ha achacado a la sequía y el calor los "pavorosos" incendios que sufre el país, junto a la menor limpieza de los montes practicada en algunas comunidades.

Si el avión se pide a última hora de la noche, no puede volar de noche y tarda mucho en llegarEl ministro ha dicho que se han atendido todas las peticiones de ayuda de las comunidades autónomas en el menor tiempo posible y ha rechazado las críticas de inactividad o invisibilidad de las que ha sido objeto el Gobierno esta semana. Durante estos días, ha estado en contacto con los Delegados de Gobierno y, en algunos casos, se ha enviado ayuda estatal para la extinción de incendios antes de reclamarse, según ha dicho.

Tras afirmar que el 25% de los hidroaviones de gran capacidad se encuentran en Canarias, donde un fuego en La Gomera ha obligado al desalojo de una cuarta parte de su población (unas 5.000 personas), Arias Cañete ha señalado que "a veces" las quejas desde esta Comunidad Autónoma no tienen en cuenta que los hidroaviones son de hélice, por lo que el vuelo es "muy lento".

"Y si el avión se pide a última hora de la noche, no puede volar de noche, por tanto tarda mucho tiempo en llegar. Si se pidiera a primera hora de la mañana tendría todo el día para ir volando", ha dicho Cañete, que asistirá este martes al funeral de un agente medioambiental y de un brigadista muertos en el incendio de La Torre de les Maçanes (Alicante). Actualmente, en la isla de la Gomera hay desplazados cuatro hidroaviones, un helicóptero y una brigada.

Cuando se piden medios, ha dicho, "hay que tener en cuenta que hay que cubrir miles de kilómetros. En Canarias hay 7.000 kilómetros cuadrados, por lo tanto hay que hacer una adecuada distribución".

Sequía y falta de limpieza

A su juicio, este tipo de siniestros se deben, sobre todo, a las altas temperaturas, a "la fuerte sequía" y, "probablemente, ha habido menos labores de limpieza de montes en algunas comunidades".

Ha insistido en que la competencia en esta materia es autonómicaLa limpieza del monte "es costosa" y requiere de unos recursos presupuestarios "importantes", en consecuencia "puede que las decisiones presupuestarias de alguna comunidad autónoma hayan afectado", ha afirmado el ministro. "Pero, en todo caso, son las altísimas temperaturas y la falta de humedad y el viento lo que está haciendo que asistamos a estos incendios pavorosos", ha añadido.  A todo ello hay que sumar "las imprudencias y los incendios provocados, las causas naturales están detrás de menos del 5%".

Por otro lado, ha calificado de injustas las críticas desde las filas del PSOE hacia su gestión durante esta ola de incendios y ha insistido en que la competencia en esta materia es autonómica. El Gobierno "no las puede suplantar, salvo que se declare el nivel 3 (algo que no ha ocurrido)".  La semana pasada, los medios estatales han llegado a actuar en nueve incendios distintos, ha concluido Arias Cañete.