Llega a puerto el pesquero que rescató a 51 inmigrantes cerca de Malta

Las claves:
El pesquero "Francisco y Catalina" enfila el puerto de Santa Pola (EFE/M. Lorenzo)
El pesquero "Francisco y Catalina" enfila el puerto de Santa Pola (EFE/M. Lorenzo)
EFE/M. Lorenzo
José Durá, patrón del pesquero que en julio rescató a 51 inmigrantes subsaharianos a cien millas de Malta, afirmó hoy a su llegada al puerto de Santa Pola (Alicante) que lo que hicieron él y sus tripulantes es "lo que dice la ley del mar, ayudarnos unos a otros cuando se necesita".
Hicimos lo que dice la ley del mar, ayudarnos unos a otros cuando se necesita

El 'Francisco y Catalina' llegó a las 09.25 de la mañana al puerto de Santa Pola, escoltado por varias embarcaciones de la Policía Local y de Protección Civil y arropado por los aplausos de los numerosos vecinos y familiares de los tripulantes, congregados desde primera hora de la mañana en el lugar.

Sorprendidos y emocionados

Toda la tripulación, incluido su capitán, se mostró sorprendida y emocionada por este recibimiento, que en palabras de Durá "vale más que todas las medallas del mundo".

La mejor recompensa es llegar a casa y estar con la familia
"La mejor recompensa es llegar a casa y estar con la familia", afirmó Jaime Valero, cocinero del 'Francisco y Catalina', muy emocionado al ver, después de
66 días de viaje, a su mujer y a sus dos hijos.

Su hija, Silvia Valero, aseguraba minutos antes de la llegada del barco que la tripulación "ha hecho lo que había que hacer" y explicó que tanto su padre como el resto de compañeros no creían merecer este homenaje.

Sorprendidos por el recibimiento, especialmente por el interés que su historia ha despertado en los medios de comunicación, los miembros de la tripulación comentaron lo mejor y lo peor de su experiencia.
Una larga historia

El 'Francisco y Catalina', de 26 metros de eslora y con base en Carboneras (Almería), rescató el pasado 14 de julio a 51 inmigrantes a cien millas de Malta, cuando el cayuco en el que viajaban se encontraba a la deriva.

Cuando el Ministerio de Asuntos Exteriores recibió la noticia, se
abrió un proceso de negociación con el Gobierno de Malta, que
no autorizaba el desembarco de los inmigrantes en el puerto de La Valeta porque éstos fueron recogidos en aguas de Libia.

Mientras, los once miembros de la tripulación, que esta tarde recibirán un homenaje en el Ayuntamiento de Santa Pola, se vieron obligados a
suspender la campaña de recogida de gamba y modificar su rutina diaria para atender a los cuarenta y dos hombres, ocho mujeres y un bebé que llegaron con síntomas de deshidratación a la embarcación.

Tras una negociación que duró una semana y la evacuación de tres de los 51 inmigrantes, la embarcación llegó finalmente al puerto de La Valeta, donde desembarcaron el resto de subsaharianos, que iban a ser
repartidos entre España, Malta, Libia, Italia y Andorra.

Su acto humanitario ha llevado a que se les conceda la
Medalla de Oro de la Cruz Roja y la condecoración de la
Orden del Mérito Civil, al tiempo que han sido propuestos como candidatos al Premio Príncipe de Asturias a la Concordia 2006 y al II Premio Rey de España de Derechos Humanos.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento