Paraguas para el invierno según Roberto Verino
Una de las propuestas del diseñador gallego Roberto Verino para la próxima temporada otoño-invierno. Juanjo Martín / EFE

El diseñador Roberto Verino fue el encargado de inaugurar el miércoles esta edición de la Madrid Fashion Week (MBFWM, anteriormente conocida como Pasarela Cibeles), en la que el público difrutó también de las creaciones de Francis Montesinos, Hannibal Laguna, Devota & Lomba, Roberto Torretta, Victorio&Lucchino o Ágatha Ruiz de la Prada, entre otros. Destacó el gallego, que presentó una colección inspirada en el mundo artístico, intelectual y bohemio de Nueva York en los años 70.

Los sevillanos Victorio&Lucchino qusieron reivindicar la costura y el buen hacer de este oficio de tijeras y de aguja con un desfile palaciego, sofisticado y lujoso realzado con el uso de pieles para vestir bolsillos, cuellos y puños.

"Hemos querido hacer prendas lujosas y especiales, más que nada porque el mercado está saturado de patrones de usar y tirar", dijo José Víctor, el cincuenta por ciento de la firma. Los diseñadores se inventaron volúmenes muy marcados, pero livianos y sin peso gracias a tejidos suaves y etéreos. Destacaron los abrigos que se muestran en diferentes versiones desde los opacos realizados en terciopelos a los transparentes de encaje bordado sin olvidar otros más aristocráticos realizados en telas adamascadas.

El verde nilo, el morado cardenalicio y el rojo rubí predominaron sobre el resto de tonalidades alegres que se dejaron adornar con retazos de chantilly y broches metálicos de formas abstractas teñidos de turquesa y mostaza. Los pies se vistieron con botas altas de pitón multicolor y tacón de bailaora, así como zapatos abotinados, mientras que la cabezas se han adornado con trenzas laterales y sombreros de piel con reminiscencias militares. El estampado animal también ha estado presente en vestidos que imitaban el "new look" del maestro Christian Dior.

Abrió la tarde Devota&Lomba con una colección optimista que apuesta por prendas ligeras y eclécticasSobre un "skyline" urbano, Agatha Ruiz de la Prada mostró una colección de invierno de líneas sueltas, sencillas y ligeras. "Quiero que la mujer se sienta cómoda y liberada de ataduras superfluas", explicó la diseñadora. Para el día apuesta por prendas de neopreno, punto y algodón con corazones y topos, típicos códigos de la marca, ocupando un discreto segundo plano.

De la Prada vistió a la mujer con punto realzado con plumas y lentejuelas. Pantalones con pata de elefante y monos con escotes profundos ceñidos a la cintura con divertidos y coloristas fajines dan paso al vestuario de noche, representado con descarados vestidos de raso y un apabullante vestido de plumas fucsias y amarillo pollito.

Abrió la tarde Devota&Lomba con una colección optimista que apuesta por prendas ligeras y eclécticas con espaldas muy escotadas y atrevidas. Por la mañana Roberto Verino propuso un fondo de armario de calidad y muy amable, además de funcional con cortes clásicos y juegos de volúmenes. "No quiero tiranizar a nadie", ha dicho el diseñador gallego.

Entre sus propuestas destacaron abrigos con largo hasta el suelo confeccionados en alpaca, mohair y terciopelo, además de cálidos jerseys con aplicaciones de visón, elegantes monos y una sastrería realizada con franelas y tweed. Juan Duyos ha subido a la pasarela una colección inspirada en la mujer de mil novecientos, elegante y delicada, en la que el buen gusto ha estado presente gracias a siluetas lánguidas y longilíneas.

La raíces orientales de Del Pozo


En una vuelta a la inspiración en las raíces orientales, la colección de Jesús del Pozo sellenó  de volúmenes e inteligentes cortes que originaron siluetas hermosas como las chaquetas quimono con hilos dorados. A caballo entre la tradición y la innovación, Montesinos presentó prendas muy cómodas en la que el color estuvo muy presente.

Patrones cómodos, luminosos colores y estampados de animal estuvieron presentes en la colección que Elisa Palomino presentó. Inspirándose en la escritora americana Florine Stettheimer, Elisa Palomino optó para el próximo invierno 2012-2013 por una colección de fiesta que recrea el ambiente bohemio y transgresor que la propia artista impuso en su taller a principios del siglo XX.

Ese ambiente alegre y divertido admite hermosas y llamativas flores sobre terciopelos, gasas y muselinas, todas ellas bañadas con una soberbia paleta de color en la que fucsia y el negro hablan de coquetería, sofisticación y atrevimiento. "El colorido es muy importante en esta colección que califico de estridente, llamativa y aguda", indicó la diseñadora.

Elisa Palomino, sobresaliente

Elisa Palomino fue la encargada de cerrar el primer día de Madrid Fashion Week con una colección que cosechó elogios y aplausos por parte de la prensa.  Inspirándose en la escritora americana Florine Stettheimer, Elisa Palomino presentó varias prendas de fiesta que recreaban el ambiente bohemio y transgresor que la propia artista impuso en su taller a principios del siglo XX.

Ese ambiente alegre y divertido admite hermosas y llamativas flores sobre terciopelos, gasas y muselinas, todas ellas bañadas con una soberbia paleta de color en la que fucsia y el negro hablan de coquetería, sofisticación y atrevimiento.

Próximas colecciones

Roberto Verino inauguró la feria con una colección inspirada en Nueva York

Hasta el próximo domingo, Madrid se convertirá en la capital de la moda, en la que convivirán los 44 diseñadores de la pasarela Madrid Fashion Week con los costureros del Off. Además, en la página  20minutos.es emitiremos, en directo, todos los desfiles e imágenes de la pasarela durante todas la jornadas. Las próximas jornadas traerán a:

Roberto Torreta (Jueves 2; 15.00 h.). El argentino afincado en Madrid apuesta por el futuro-retro; una mezcla entre la pureza femenina de mediados de siglo y un look deportivo y ultrachic. Ailanto, Miguel Palacio, Andrés Sardá y Ángel Schelesser comparten programa ese día.

Ana Locking (Viernes 3; 16.40 h.). La creadora toledana abrirá su particular cápsula del tiempo sellada el 3 de febrero de 1922, con una mezcla de estilos; una ida y vuelta del futuro al pasado y del pasado al futuro. También desfilarán Hannibal Laguna y Davidelfin.

Maya Hansen (Sábado 4; 10.30 h.) Noche. La Quinta Avenida. Años 50. Jazz. Swing. Escaparates. Lujo. Actrices de cine. Estos son algunos de los conceptos que han inspirado a la diseñadora de corpiños. Otros desfiles de la jornada: TCN, Sita Murt y Martin Lamothe.

Además, 45 jóvenes talentos exhibirán y venderán directamente sus propuestas en el showroom de Ego, creado en 2006, en lo que supone una "apuesta de la Comunidad de Madrid por los nuevos valores del diseño y los jóvenes creadores", según subrayó la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, en un acto de presentación.

La crisis, sin embargo, ha hecho que la Madrid Fashion Week no llegue a los tres millones de presupuesto de las anteriores ediciones. Por otra parte, diseñadores com Adolfo Domínguez, que ha cerrado 46 tiendas desde 2010,  ya ha anunciado su ausencia del evento. Otros como Carmen March o Elio Berhanyer tuvieron que clausurar su taller hace ya dos años.