La gente se reúne en la escena de una explosión masiva frente al Hotel Safari en Mogadisci, la capital de Somalia, el 14 de octubre de 2017. Según los informes, al menos 85 personas murieron cuando una bomba de camión explotó en una calle transitada del centro de Mogadiscio.
  • El doble ataque en el hotel Safari y en un concurrido mercado de la ciudad es el peor que ha vivido Mogadiscio en tres décadas.
  • El presidente somalí ha decretado tres días de luto y ha hecho un llamamiento urgente a la población para que done sangre a los hospitales.
  • Los medios locales aseguran que el atentado fue perpretado por Al Shabab, aunque la organización terrorista no ha reivindicado su autoría.
Así quedó el hotel tras el ataque de Al Shabaab.
  • Ocurrió en el hotel Nasa-hablod en Mogadiscio, capital somalí; las víctimas son civiles y guardias de seguridad del establecimiento.
  • El atentado fue reivindicado por un portavoz del grupo yihadista, el jeque Abdiasis Abu Musab porque "lo frecuentan miembros del gobierno apóstata".
  • Un grupo de hombres armados se atrincheraron tras un intercambio de disparos.
  • Las fuerzas de seguridad están llevando a cabo una operación para liberar a los rehenes, entre los que podría haber algún miembro del Gobierno.
Milicianos de Al Shabab en Somalia, en una imagen de 2010.
  • El ataque, realizado con coche bomba, se ha producido en el hotel Somali Youth League conocido como SYL.
  • El atentado se produce solo un día después de que la sede del Gobierno somalí sufriera un ataque con morteros en el que murieron ocho personas.
  • El grupo terrorista Al Shabab, que se adhirió formalmente a Al Qaeda en 2012, lucha para instaurar un Estado islámico de corte wahabí en Somalia.
Varias personas de creencia musulmana cantan consignas en contra del grupo yihadista somalí Al Shabab tras su ataque a la Universidad de Garissa al este de Kenia.
  • En una nota, el grupo islamista advierte de que la presencia del Ejército keniano en Somalia conllevará más represalias contra la población keniana.
  • "Las ciudades kenianas se teñirán de rojo con sangre", ha hecho saber el grupo unos días después del ataque con 148 muertos en la Universidad de Garissa.
  • Además, el grupo ha confirmado que se trató de un asalto especialmente dirigido contra los kafir, los no creyentes.

Página 1 de 2