Presos
Blake Lively rodando una secuencia 'A simple favor'. GTRES

El veganismo va ganando cada vez más adeptos a un estilo de vida basado en excluir todo aquello que sea de origen animal. No solo en la alimentación también se incluye moda, cosmética así como aquellas actividades lúdicas que implican un sufrimiento de los animales. 

¿Cómo puede mantener su estilo de vida una persona vegana que está en prisión? La Vegan Society de Reino Unido considera que es importante que las instituciones públicas, entre ellas las cárceles, promuevan "una buena nutrición con menús sostenibles" pensados para los presos veganos pero que también puede "disfrutar la mayoría de la gente".

A través de su web, la Vegan Society proporciona información para que el personal penintenciario suministre a los reclusos ropa que no esté hecha con materiales de origen animal y productos de aseo que no hayan sido testados con animales.

Un estilo de vida respetuoso

Además, incluyen un plan de alimentación en el que se explica qué ingredientes se debe agregar a las comidas de la cárcel para atender a los veganos, de manera que consuman la cantidad correcta de vitaminas y nutrientes que de otro modo obtendrían de productos lácteos, carne y pescado.

Teniendo en cuenta que el suministro de comidas veganas a los comedores de las cárceles puede ser costoso, la web hace una recopilación de ingredientes de bajo coste para poderlos incluir en las dietas.

La Vegan Society declara que los veganos en el Reino Unido están "protegidos por los derechos humanos y la ley de igualdad" y que las cárceles "tienen la obligación de no interferir en la libertad de conciencia de los veganos". En este sentido, animan a los presos que practican el veganismo a que hagan valer sus derechos y que se quejen si sienten que no se satisfacen sus necesidades.

Una de las pautas que marcan es que no se debe esperar que los veganos "trabajen en granjas penitenciarias".