Imagen del agua rosa que salía de los grifos de Coal Grove.
Imagen del agua rosa que salía de los grifos de Coal Grove. WSAZ News Channel

Los habitantes de Coal Grove (Ohio, EE UU) descubrieron el pasado lunes que el agua que salía ese día que de los grifos de sus hogares no era normal; era de color rosa.

Ante el inesperado suceso, las autoridades de esta villa han asegurado que el agua rosada es potable, por lo que ingerirla no conllevaría ningún peligro. Sin embargo, puede estropear la ropa de los residentes de esta localidad.

A pesar de las afirmaciones de los expertos, una vecina, en declaraciones a la cadena de televisión estadounidense WSAZ, ha admitido su escepticismo frente a lo dicho. "De ninguna de las maneras me probaría este agua. Bebería agua de piscina antes que esta", ha asegurado la mujer.

Según ha informado la agencia internacional de noticias United Press International (UPI), este cambio de color se debe a un mal funcionamiento en el centro de tratamiento de agua, en concreto, por la mezcla de permanganato de sodio con el líquido.  

Los funcionarios han dicho que el agua volverá a su apariencia habitual una vez que haya salido de todas las tuberías. Solucionarlo costará 1.500 dólares.