El malentendido que sufre medio millar de personas: "Mi nombre es Kovid y no soy un virus"

Kovid Kapoor con un botellín de cerveza Corona.
Kovid Kapoor con un botellín de cerveza Corona.
TWITTER

Cuando en frebrero de 2020 la OMS (Organización Mundial de la Salud) tuvo que poner nombre a la nueva enfermedad que preocupaba a los expertos creyeron que covid, acrónimo de coronavirus disease (enfermedad del coronavirus), sería una buena idea, ya que no había nada que se llamase igual y evitaban malentendidos. Sin embargo, se olvidaron de medio millar de personas.

Principalmente en la India, hay personas llamadas Kovid, un nombre que procede del sánscrito y significa "erudito". Por ello, aunque la pronunciación original es diferente, lo cierto es que su escritura es muy parecida, lo que provoca situaciones bastante incómodas para las personas que se llaman así.

El primero en alzar la voz fue Kovid Kapoor, un joven indio que el mismo día que se hacía oficial el nombre de la enfermedad publicaba un tweet: "Mi nombre es Kovid y no soy un virus". Casi dos años después del inicio de la pandemia y convertido en una pequeña celebridad, ha decidido compartir los errores más divertidos que ha vivido debido a su nombre.

El primero, y quizá uno de los más graciosos, tuvo lugar cuando sus amigos decidieron encargarle una tarta cumpleaños con un texto de: "Feliz cumpleaños Kovid 30", refiriéndose a la edad del joven. Sin embargo, los pasteleros pensaron que había sido un error de escritura y decidieron corregirlo, enviándole un pastel en el que se leía: "Feliz cumpleaños #Covid-30".

Por supuesto, sus seres queridos no paran de hacer bromas respecto a su nombre, como por ejemplo, cuando le hicieron sostener un botellín de cerveza de la marca Corona y le sacaron una foto a la que titularon: "Parece que Kovid tiene corona".

Mucha gente se muestra incrédula, como los trabajadores del aeropuerto cuando tuvieron que comprobar su pasaporte o el camarero de Starbucks que comenzó a enseñar a todo el mundo cómo se llamaba el joven y a reírse. "Ahora, la mayoría de las veces uso un nombre falso", confesaba.

Finalmente, detalla muchos pequeños malentendidos, ya no sólo con Google, que siempre intenta corregirle cuando escribe su nombre, sino con los repartidores, electricistas, recepcionistas de hotel, etc.

Sin embargo, parece que Kovid ha decidido tomárselo con humor ya que sabe que estas bromas van a ser inevitables el resto de su vida. Como él mismo dice: "Si la vida me (nos) lanza limones amargos, decido cogerlos de buena gana y hacer limonada".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento