¿Cómo deben lavarse los dientes los niños para evitar problemas en el futuro?

La higiene dental en los niños cobra especial importancia a partir de los tres años.
La higiene dental en los niños cobra especial importancia a partir de los tres años.
Pixabay

Por norma general, es a partir de los seis meses cuando los bebés empiezan a mostrar sus primeros dientes, y, desde los tres años, ya suelen tener su boca completa con las 20 piezas de leche. Es entonces cuando la higiene bucal de los más pequeños comienza a cobrar una especial relevancia. De hecho, según la Asociación Dental Americana, los dientes de leche son "muy importantes" para la salud y el desarrollo de los niños, ya que les ayudan a masticar, a aprender a hablar y guardan el espacio en las mandíbulas para los dientes permanentes que crecen debajo de las encías. Cuando un niño pierde un diente demasiado pronto, las piezas permanentes pueden moverse hacia el espacio vacío haciendo imposible que otros dientes adultos encuentren sitio para salir, lo que puede provocar que se tuerzan o apilen. Por eso, es importante seguir las recomendaciones de los expertos a la hora de cepillarse los dientes.

La elección de la pasta y el cepillo

En el caso de los más pequeños, es recomendable que elegir un cepillo de cabezal pequeño y filamentos suaves y de punta redondeada, que habrá que renovar cada tres mese como máximo y siempre después de una gripe o un resfriado. En cuanto al dentífrico, la pasta infantil contiene ingredientes limpiadores más suaves y menor cantidad de flúor, para evitar la aparición de manchas oscuras en los dientes permanentes.

La técnica correcta

Por su sencillez, y aunque existen una multitud de técnicas, la más recomendada para los niños es la que consiste en hacer rotaciones circulares sobre las caras internas y externas de los dientes, y movimientos cortos, de adelante hacia atrás y viceversa, en las zonas de masticación.

¿Cuántas veces al día?

Como ocurre con los adultos, lo ideal sería que los niños cepillasen sus dientes después de cada una de las tres ingestas principales (desayuno, comida y cena), aunque esto no siempre es posible. Como mínimo, los niños deben limpiarse los dientes dos veces al día: justo antes de ir a dormir y después del desayuno.

Si quieres recibir consejos, manualidades, juegos, experimentos, ejercicios y muchas actividades más para hacer en compañía de los más pequeños, apúntate a la 'newsletter' semanal de 20Minutos de planes con niños.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento