Vicky Losada
Vicky Losada, en el banquillo tras recibir un golpe durante el España-Estados Unidos. Captura de pantalla @GOL

Vicky Losada no podía contener las lágrimas, y no por el dolor que sentía en el ojo. La centrocampista había recibido la oportunidad de salir de inicio en el vital encuentro contra Estados Unidos, pero pronto vio cómo su ilusión se quedaba en el campo.

La capitana del Barcelona tenía una enorme ilusión por jugar el encuentro y ayudar a España a conseguir una impensable victoria ante las campeonas del mundo, pero recibió un fuerte golpe que le dejó un ojo morado. Aunque en un principio siguió jugando, aprovechando un parón para hidratarse, se quedó en el banquillo.

El preparador físico del equipo, Kenio Gonzalo, la intentó consolar con un abrazo, pero Losada estaba destrozada en lo anímico. Se echó las manos a la cara mientras se ponía una bolsa con hielo. A su lado, Ivana Andrés la intentaba consolar, pero para Vicky se le iba una oportunidad de oro. En su lugar salió Nahikari García.

Para Losada este era un partido marcado a fuego, ya que quería entrar en la historia por segunda vez: ella fue la primera futbolista en marcar un gol en un Mundial con la selección española femenina absoluta. Lo hizo en Canadá 2015.