La etapa experimental del Tour: salida a lo MotoGP y tres puertos en 65 kilómetros

Recreación de la salida de una etapa del Tour.
Recreación de la salida de una etapa del Tour.
ARCHIVO

Pase lo que pase en la meta de Col du Portet, la decimoséptima etapa del Tour de Francia 2018 tiene asegurado ya un hueco en la historia. Con 65 kilómetros desde la salida en Bagnères de Luchon, se trata de la etapa en línea más corta de la carrera francesa en los últimos 30 años.

Pero además se trata de un experimento que recuerda a las competiciones de motor. Para tomar la salida lanzada, los ciclistas se agruparán de veinte en veinte, en función de la clasificación general. Una peculiar parrilla de salida nunca vista que separa a los líderes de sus gregarios y que, sin embargo, no parece inquietar a los equipos. Ni siquiera tras el secretismo con el que el Tour ha llevado el asunto.

"Es un formato dinámico para lo que debería ser una etapa explosiva con una meta inédita", indica el director del Tour, Christian Prudhomme, que cree que la etapa deparará muchas sorpresas.

Esquema de salida del Tour.
Esquema de salida del Tour.

Tres puertos durísimos en 65 kilómetros

Será breve pero muy intenso: esperan al pelotón (o a lo que surja tras la peculiar salida) dos puertos de primera (Peyragudes y Val Louron-Azet) y uno especial para acabar la etapa, el Portet. Este último, según Prudhomme, “reúne todas las características para convertirse en un nuevo Tourmalet": 16 kilómetros con un desnivel del 8 % de media y una altitud de 2.215 metros.

No habrá descanso por tanto en las dos horas y cuarto que está previsto que dure la etapa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento