Álvaro Morata
El delantero del Real Madrid, Álvaro Morata, junto a Sami Khedira. EFE

Apenas veinte segundos de un cántico personalizado hacia Cristiano Ronaldo por parte de un pequeño sector del estadio Santiago Bernabéu fue todo el mensaje del público madridista hacia su jugador franquicia, noticia esta semana por su supuesta intención de abandonar el club a final de temporada; y también por las bromas generadas en Twitter a raíz de su escudo tapado por el ’7’.

El estadio prefirió dirigir sus cánticos a Juanito, Susaeta y Simeone

El debate sobre su hipotética infelicidad pasó de puntillas durante el encuentro frente al Athletic. El Bernabéu, mostró su indiferencia. El estadio se había dedicado a otros menesteres. Se escucharon cánticos dirigidos a Juan Gómez 'Juanito', a Markel Susaeta, al técnico del Atlético Diego Pablo Simeone e incluso sobresalió la figura de Fernando Llorente, eterno suplente esta temporada con Marcelo Bielsa.El delantero riojano recibió el cariño de un sector del Bernabéu cuando salió a calentar.

Ganas de cantera

Las dos grandes ovaciones de la noche se las llevaron José Callejón y Álvaro Morata, precisamente en el mismo cambio. El primero, fue reconocido por su gran trabajo en los últimos 10 días tanto en Liga como en Champions. Su esfuerzo, lucha y goles son considerados ejemplares para la afición. “Ha sido impresionante. Jugar en el Bernabéu es un sueño más para un canterano que viene de abajo e intenta jugar en el primer equipo. Es una ovación que nunca olvidaré”, aseguró en zona mixta.

Por su parte, Morata fue recibido entre aplausos al saltar al campo para agradecer el gol ante el Levante que sirvió para mantener el pulso al Barça. "Estoy muy contento. Cada vez que tengo minutos tengo que intentar aprovecharlos. No se me olvidará nunca el cántico que me han dedicado y los aplausos. Agradezco el cariño y los aplausos que me transmiten mucho", aseguró.