Cristiano Ronaldo, en el partido entre la Juventus y el Parma.
Cristiano Ronaldo, en el partido entre la Juventus y el Parma. EFE

Los primeros partidos de Cristiano Ronaldo con la Juventus de Turín están dejando algunas dudas. El astro luso aún no ha sido capaz de marcar, a pesar de haber jugado los tres primeros partidos de Serie A completos, y de haber buscado con ahínco el tanto -nada menos que 23 remates a puerta ha intentado el exjugador del Real Madrid-. Sin embargo, la pelota no entra y la prensa italiana está mostrando algunas dudas con la puesta en escena del cinco veces Balón de Oro.

Más allá del rendimiento de Cristiano Ronaldo, uno de los nombres que están saltando a la mesa de debate es el de Paulo Dybala. El argentino ha sido suplente en dos de los tres partidos que la Juventus ha disputado hasta el momento, y en el que jugó como titular, acompañando al portugués en el ataque, no dejó las mejores sensaciones, al menos como dupla.

Quizás esto estuvo relacionado con el paso definitivo al 4-3-3 en los dos partidos posteriores, donde Cristiano Ronaldo ha estado acompañado por Mandzukic y Bernardeschi. En el caso del jugador croata, la sintonía con el exmadridista ha sido clara desde el primer momento. Mandzukic fija centrales, trabaja en banda cuando la Juventus no tiene el balón y le da espacio a Cristiano en el frente del ataque. Si hablamos de Bernardeschi, es un jugador que se abre sobre la banda derecha, no es tan intervencionista en zonas interiores y por tanto ensancha el ataque del equipo. De momento Allegri apuesta por esta fórmula.

No cabe duda de que esto no ha hecho más que comenzar, pero sorprende que un jugador del estatus de Paulo Dybala, indiscutible estrella de la Juventus de Turín, haya arrancando en un rol tan secundario después del aterrizaje de Cristiano Ronaldo en Turín. La lógica dice que Massimiliano Allegri terminará juntando a ambos en el terreno de juego, pero el debate en Italia está en el aire.