Cristiano Ronaldo, en un partido de la Serie A con la camiseta de la Juventus.
Cristiano Ronaldo, en un partido de la Serie A con la camiseta de la Juventus. EFE

El aterrizaje de Cristiano Ronaldo en el fútbol italiano no está siendo tan sencillo como cabía esperar. El delantero luso llegó bajo un tremendo baño de masas, como no podía ser de otra forma, y se dio por hecho que la facilidad goleadora que mostró en el Real Madrid iba a trasladarse desde el primer día en el calcio. Sin embargo, tras tres partidos oficiales, el cinco veces Balón de Oro no ha conseguido aún ver portería.

Las primeras críticas están llegando. Corriere dello Sport, el medio italiano más famoso de Roma, sale en portada con un "CR 5,5", en lugar del "CR7". En Italia se puntúa a los futbolistas de 0 a 10 -lo hacen los diarios más importantes-, y esa es la nota elegida para la prestación del exmadridista frente al Parma. En la descripción de su partido, el diario deja clara su mala actuación:

"El problema no es sólo que no hace gol, si no que se está poniendo nervioso. Mucho trabajo para encontrar el tanto, pero sólo dos tiros con peligro. Un nerviosismo que no sólo está relacionado con el premio concedido a Modric, también se ve en el terreno de juego, y tiene que empezar a gestionar esa ansiedad", afirma la crónica.

El portal Calciomercato es incluso más duro con su análisis: "Ronaldo juega en su mundo. Juega sólo en un mundo de un 'excéntrico campeón'. Juega en base a su manual, pero no es útil para el juego".

La Gazzetta dello Sport lanza un mensaje de tranquilidad, aunque comienza con la incógnita: "¿Qué le pasa a Cristiano Ronaldo? 23 tiros en tres jornadas, pero ningún gol. Es el jugador que más golpea a puerta de la Juventus sin éxito. Sin embargo, no es la primera vez que llega tarde a su cita con el gol, y de hecho, si analizas su ritmo con el Real Madrid, se puede decir que el portugués es un verdadero diésel".