El belga Bakelants sorprende a los velocistas en la segunda etapa del Tour de Francia

  • El ciclista del RadioShack se cuela en una escapada de seis ciclistas en los últimos siete kilómetros y ataca poco antes del último kilómetro.
  • El belga cruza la meta con un segundo de margen sobre el pelotón y asciende al liderato provisional del Tour de Francia 2013.
  • Los seis escapados (Bakelants, Flecha, Gorka Izagirre, Fuglsang, Mori y Chavanel, el gestor de la fuga) rodaron con unos segundos sobre el pelotón.
  • Un pelotón universal | Nombres a seguir | Entre el espectáculo y el negocio
Jan Bakelants gana la segunda etapa del Tour de Francia, con final en Ajaccio.
Jan Bakelants gana la segunda etapa del Tour de Francia, con final en Ajaccio.
EFE

En la ciudad natal de Napoleón, un ganador tan sorprendente como el desenlace de la segunda etapa del Tour de Francia 2013. En la meta de Ajaccio ganó el belga Jan Bakelants, todo un ganador del Tour del Porvenir con el palmarés vacío desde su salto a profesionales. Y en su estreno como profesional, a los 27 años, un doblete: etapa y liderato para el ciclista del RadioShack. Bakelants, debutante en la carrera gala, ganó por listo y por perseverante. Por listo porque se coló en un arreón de seis ciclistas que inició el siempre peleón Sylvain Chavannel (Omega Pharma) a falta de siete kilómetros y al que le dieron continuidad Juan Antonio Flecha (Vacansoleil) y Gorka Izaguirre (Euskaltel). Y por perseverante porque, rodando el sexteto con un margen mínimo sobre un pelotón un tanto huérfano de velocistas (toda vez que Kittel, ganador del sábado, por ejemplo, se había descolgado; aunque en ese pelotón sí estaba Peter Sagan), arrancó antes del kilómetro final y mantuvo un pulso con sus compañeros de fuga y el gran grupo. Le sobró un segundo, el mismo en el que distanció a Peter Sagan (Cannondale) y el polaco Michal Kwiatkowski (Omega Pharma) que le catapultó para el jersey amarillo.

La segunda etapa del Tour unía Bastia y Ajaccio sobre 156 kilómetros quebrados en los que se encadenaban tres puertos de tercera categoría y otro de segunda. Abrieron carrera durante muchos kilómetros cuatro fugados (David Veilleux, canadiense del Europcar que sorprendió al mundo en el Dauphiné; el francés Blel Kadri, del AG2R; el vasco Rubén Pérez, del Euskaltel y el holandés Lars Boom del Belkin) que nunca lograron diferencias enormes y acabaron atacándose entre sí en la zona de mayores porcentajes. Por detrás, con Kadri (ganador en 2013 de la Roma Máxima, esa clásica de nuevo cuño impulsada por la organización del Giro con salida y llegada en la Roma Imperial) en solitario, se movió Pierre Rolland (Europcar). El galo, uno de los aspirantes al podio, peleó durante una veintena de kilómetros por abrir un hueco que nunca fue superior al minuto. No le interesaba al Sky ni el nombre ni el movimiento.

Neutralizado Rolland, con todos los favoritos rodando juntos (aunque no en un pelotón íntegro, ya que muchos ciclistas habían ido perdiendo contacto y cayendo al autobús, ese concepto ciclista que se refiere al grupo que cierra la carrera con el ánimo de salvar el día dentro del tiempo reglamentario, y no al esperpento vivido en la meta de Bastia), el pelotón principal llegó a la última ascensión del día, Salario, cortito y empinado repecho ya en Ajaccio. Allí se movieron el francés Cyril Gauiter (Europcar) y el español Juan Antonio Flecha (Vacansoleil) mientras el Sky seguía marcando el ritmo. Antes de coronar, sorprendentemente, apareció en solitario Chris Froome, el gran favorito al amarillo en París. ¿Un ensayo? ¿Un aviso? ¿Un movimiento previsto? ¿Tan sobrado de fuerzas anda? Con Froome en cabeza de carrera a unos 12 kilómetros del final cundió cierta tensión, pero respondieron rápidamente el BMC de Cadel Evans y el Saxo-Tinkoff de Alberto Contador. Cazado Froome, se gestó el sexteto del que nacería el ganador de la etapa y nuevo líder de la carrera en una parte final de tensión competitiva... y adicional por un perro suelto que pudo provocar una gran caída tremenda.

"He salvado bien el día, los primeros días son siempre complicados, sobre todo después de haberte caído. He notado cierta incomodidad en el principio, pero a medida que avanzó la carrera me he sentido mejor", valoraba Alberto Contador en su primera jornada asimilando el golpe del primer día. Sobre su ataque añadía Froome dibujando una sonrisa: "Siempre es bueno para mantener a los enemigos en estado de alerta". Este lunes el Tour afronta su tercera y última jornada en la isla de Córcega: 145,5 kilómetros entre Ajaccio y Calvi donde el pelotón volverá a afrontar un trazado sinuoso con cuatro puertos puntuables. El último, Marsolino, tresmil metros con una pendiente media del 8,1% (lo que no es poca cosa, y menos aún si se asciende rápido) se encuentra a trece kilómetros del final.

Clasificación de la segunda etapa: Bastia-Ajaccio, 156 kilómetros

.1. Jan Bakelants (BEL-RadioShack Leopard) 3:43:11

.2. Peter Sagan (SVK-Cannondale) a 01 segundo.

.3. Michal Kwiatkowski (POL-Omega) m. t.

.4. Davide Cimolai (ITA-Lampre)  m. t.

.5. Edvald Boasson Hagen (NOR-Sky) m. t.

.6. Julien Simon (FRA-Sojasun) m. t.

.7. Francesco Gavazzi (ITA-Astaná) m. t.

.8. Daryl Impey (RSA-Orica) m. t.

.9. Daniele Bennati (ITA-Saxo Tinkoff) m. t.

10. Sergey Lagutin (UZB-Vacansoleil) m. t.

Clasificación general

.1. Jan Bakelants (BEL-RadioShack)       8h 40:03

.2. David Millar (GBR-Garmin) a  01 segundo.

.3. Julien Simon (FRA-Sojasun) m. t.

.4. Daryl Impey (RSA-Orica) m. t.

.5. Edvald Boasson Hagen (NOR-Sky) m. t.

.6. Simon Gerrans (USA-Orica) m. t.

.7. Michael Kwiatkowski (POL-Omega) m. t.

.8. Sergey Lagutin (UZB-Vacansoleil) m. t.

.9. Christophe Riblon (FRA-Ag2r) m. t.

10. Cadel Evans (AUS-BMC) m. t.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento