Luis de la Fuente niega ante el juez del 'caso Rubiales' que estuviera al tanto de las presiones a Jennifer Hermoso

El seleccionador nacional, Luis de la Fuente, en su llegada a la Audiencia Nacional.
El seleccionador nacional, Luis de la Fuente, en su llegada a la Audiencia Nacional.
EFE
El seleccionador nacional, Luis de la Fuente, en su llegada a la Audiencia Nacional.

El seleccionador nacional masculino de fútbol, Luis de la Fuente, ha negado este jueves en su declaración ante el juez que investiga el 'caso Rubiales' que estuviera al tanto de las presiones que Jennifer Hermoso denuncia haber sufrido después del beso en la boca que el entonces presidente de la Federación Española de Fútbol le dio en la celebración de la victoria española en la final del Mundial femenino en Sidney. 

De la Fuente ha comparecido en la Audiencia Nacional para testificar en la investigación a Luis Rubiales y a varios miembros de su equipo cuando estaba al frente de la RFEF, en una jornada en la que el magistrado Francisco de Jorge también ha escuchado las versiones, como testigos, del exdirector de comunicación de la RFEF Pablo García Cuervo y del subdirector, Enrique Yunta.

Tanto García Cuervo, destituido hace unas semanas como director de comunicación de la RFEF, como Yunta, que continúa en la Federación, también se han desmarcado, según informan fuentes jurídicas, de las presiones que denuncia Jenni Hermoso. García Cuervo ha señalado que la jugadora dio su consentimiento para enviar unas declaraciones que la RFEF la atribuyó en las que restaba importancia al episodio del beso, si bien ha admitido que la jugadora dijo que la dejasen porque estaba cansada y no hablaría más del tema.

García Cuervo ha relatado que la Federación redactó aquel comunicado en base a las declaraciones que previamente Jenni Hermoso realizó a la Cadena Cope poco después de la victoria de la selección, y ha indicado que Luis Rubiales conocía su contenido y que también se le enseñó a la jugadora, según las fuentes.

Por su parte, Luis de la Fuente ha asegurado que desconoce las presiones que denuncia haber sufrido la internacional, quien todavía tiene que declarar en la causa.

El seleccionador estuvo en la final del Mundial, que se celebró en Sidney (Australia) el 20 de agosto, y viajó en el avión de vuelta con el equipo y el resto de miembros de la Federación, pero ha indicado que no fue consciente de presiones.

Tampoco supo nada sobre las presiones que la jefa de prensa del conjunto femenino, Patricia Pérez, también dijo que sufrió en la investigación interna del departamento de Integridad de la RFEF que derivó en un informe exculpatorio para Rubiales sin escuchar a Jenni Hermoso.

Una reunión tensa e incómoda

Para elaborar dicho informe, el departamento de Integridad recabó el testimonio que Pérez prestó durante tres horas en una reunión celebrada en el despacho de Rubiales en la que, según ha declarado Yunta, hubo un clima tenso y una sensación de incomodidad.

Sobre esa reunión, él y García Cuervo han explicado que desde la Federación se envío previamente un boceto de preguntas y respuestas a la jefa de prensa y que se le pidió que matizase y cambiase lo que estimase conveniente, y han indicado que tuvo libertad para hacerlo.

De la Fuente ha negado que estuviese presente en esa reunión, indicando que se encontraba cerca de las dependencias donde se celebraba para hablar con el entonces presidente de la RFEF sobre asuntos deportivos de la selección masculina, pero que no sabe qué se habló en el procedimiento interno de Integridad, aunque ha reconocido que hubo movimiento de personas.

El juez investiga en esta causa a Luis Rubiales, al exseleccionador femenino Jorge Vilda; al director de la selección masculina, Albert Luque, y al de Marketing de la RFEF, Rubén Rivera.

Tras recabar los testimonios de este jueves, el próximo 16 de noviembre el juez escuchará a la jugadora Laia Codina y del presidente del Comité Nacional del Fútbol Femenino, Rafael del Amo

Mostrar comentarios

Códigos Descuento