La sanción de la FIFA tendrá consecuencias para el futuro de Luis Rubiales... y de la RFEF

Luis Rubiales, a su llegada a la Audiencia Nacional.
Luis Rubiales, a su llegada a la Audiencia Nacional.
AP/LAPRESSE
Luis Rubiales, a su llegada a la Audiencia Nacional.

La sanción que la FIFA le ha impuesto a Luis Rubiales, inhabilitado para los próximos tres años por el beso que le dio a Jennifer Hermoso en la celebración de la victoria española en el Mundial femenino, provocará que el ya expresidente de la RFEF no se pueda presentar a futuras elecciones para dirigir la Federación Española.

El Consejo Superior de Deportes está ultimando una orden ministerial que, entre otras cosas, regula los procesos electorales de las federaciones deportivas. En uno de los apartados, la norma indica que ninguna persona que haya sido condenada por sentencia firme -en el ámbito deportivo- podrá presentarse en un futuro a unas elecciones a la presidencia de una federación.

Con la sanción que le acaba de imponer la FIFA, en cuanto entre en vigor la orden ministerial -previsto para que entre en vigor antes del inicio de 2024-, Luis Rubiales no podrá presentarse no solo a estas elecciones que se celebrarán en el primer cuatrimestre del próximo año, sino tampoco a futuros comicios.

Antes de la orden ministerial que ha elaborado el CSD, la normativa no impedía que una persona que había sido condenada se presentara, una vez finalizada su sanción, a la presidencia de un organismo deportivo como la RFEF.

Se trata de una medida que, como admitió el propio Víctor Francos hace dos semanas, fue inspirada "por lo que pasó el 20 de agosto". Es decir, por la forma en la que Luis Rubiales se comportó tras la final del Mundial femenino con el beso no consentido a Jennifer Hermoso.

Ahora, la sanción de la FIFA hará que, salvo que prospere el recurso de Luis Rubiales, el expresidente de la RFEF no pueda ya volver al que fuera su cargo durante cinco años. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento