El conflicto militar amenaza a todo el deporte europeo: competiciones en peligro y duras reacciones contra Putin

Los jugadores de la selección ucraniana de baloncesto interpretando el himno antes del choque ante España
Los jugadores de la selección ucraniana de baloncesto interpretando el himno antes del choque ante España
EFE

La crisis bélica que mantiene en vilo a todo el planeta no ha tardado en sembrar la incertidumbre en el mundo del deporte. Competiciones, equipos, organismos y dirigentes se vieron sorprendidos ayer por el rápido ataque de las tropas rusas, y hasta el momento no se conoce cuáles serán las decisiones respectivas a los grandes eventos deportivos.

El foco puesto en el baloncesto

Las primeras consecuencias del ataque se dejaron notar ayer en el mundo del baloncesto, especialmente en España, donde la selección ucraniana disputó ayer un encuentro clasificatorio para el Mundial de 2023 ante la selección de Scariolo. La pelota comenzó a botar en Córdoba a la hora prevista (20:45), a pesar de que los visitantes cancelaron la sesión matutina de entrenamiento y solicitaron hasta última hora la cancelación del encuentro. El desánimo de los jugadores ucranianos fue expresado por el capitán, Oleksandr Lypovyy: "Hoy no podemos pensar en baloncesto. Lo mejor sería cancelar el partido, no queremos jugar", matizó a través de sus redes sociales.

"Hoy no podemos pensar en baloncesto. Lo mejor sería cancelar el partido, no queremos jugar"

Más drástica fue la decisión del Barça de baloncesto, que ayer se negó a viajar a Rusia para disputar dos encuentros de Euroliga –ante el Zenit hoy en San Petersburgo y ante el CSK de Moscú el domingo–, pese a que en un primer momento la organización de la competición pretendía mantener los choques previstos. La Euroliga acabó rectificando y sus dos encuentros, además de el que el Baskonia tenía que disputar ante el UNICS Kazán, quedaron suspendidos.

¿Cuál consideras que es el principal valor europeo que hay que defender?

El fútbol, en el punto de mira

Las reacciones en el planeta fútbol no tardaron en aparecer, destacando las declaraciones de la UEFA, que se juega mucho en esta crisis. El máximo organismo del fútbol europeo lanzó ayer un comunicado en el que condenó la invasión militar, y anunció la convocatoria de una reunión extraordinaria del Comité Ejecutivo (a las 10 horas) cuyas decisiones serán anunciadas hoy tras su celebración. Los temas que más preocupan al organismo son: la decisión final sobre la sede de la Champions League –prevista para el 28 de mayo en San Petersburgo–, y la celebración de las eliminatorias de la fase de clasificación mundialista, en la que participan los dos países sumidos en el conflicto.

Con la liga nacional suspendida justo antes de su reanudación tras el parón invernal, figuras destacadas del fútbol ucraniano no han dudado en denunciar con vehemencia la situación. Entre ellos destacó el emotivo mensaje de la leyenda –y exseleccionador– Andriyv Shevchenko, en el que apeló al orgullo de la nación. Mucho más tajantes fueron el futbolista refugiado del Manchester City, Oleksandr Zinchenko, quien deseó "la muerte más dolorosa" a Vladimir Putin en un mensaje en redes sociales, y Roman Zozulya, actualmente jugador del Fuenlabrada, quien definió al máximo mandatario ruso como "la reencarnación de Hitler".

"Espero que mueras sufriendo la muerte más dolorosa"

Vettel alza la voz en la F1

El piloto alemán de Aston Martin, siempre comprometido con causas ajenas al deporte, fue el primer integrante de la parrilla en posicionarse respeto al estallido del conflicto, confirmando que no se subirá a su monoplaza en el Gran Premio de Rusia (25-27 de septiembre) pase lo que pase. Estas palabras fueron ratificadas poco después por el vigente campeón de la Fórmula 1, Max Verstappen, antes de que los equipos de toda la parrilla –presentes en el Circuito de Montmeló con ocasión de los test de pretemporada– anunciaran una reunión al final de la jornada para tratar la cuestión. Lo que se decida, se espera que sea anunciado durante la jornada de este viernes.

Dentro de la parrilla hay una escudería que podría sufrir directamente las consecuencias del conflicto, Haas. El equipo en el que pilotan Nikita Mazepin y Mick Schumacher depende de la financiación de la empresa rusa Uralkali, perteneciente al padre del piloto ruso, Dmitry Mazepin. Los fuertes vínculos del empresario con Vladimir Putin podrían comprometer al equipo, que aún no se ha pronunciado al respecto, pero que ya ha tomado la decisión de retirar la publicidad de la empresa para los test de este viernes.

La ATP no se pronuncia, pero sí toma medidas

El circuito profesional de tenis no emitió ningún comunicado al respecto durante la el día de ayer, aunque sí tomó la decisión de cancelar el Challenger de Moscú, que comienza la próxima semana en la capital rusa. La suspensión de este torneo podría ser solo la punta del iceberg, pues el posible cierre del espacio aéreo complicaría la celebración de eventos en el país.

Quienes sí alzaron la voz fueron los jugadores ucranianos de la ATP y la WTA, destacando los mensajes de apoyo que compartió Elina Svitolina a través de sus redes. Solo un jugador ruso se pronunció sobre la delicada situación internacional, Andrei Rublev, quien compartió varios mensajes condenando la guerra en sus redes: "Creo que nada es más importante que tener paz y que todo el mundo esté a salvo", añadió además en la rueda de prensa tras su victoria este jueves en el torneo de Dubai.

"Creo que nada es más importante que tener paz y que todo el mundo esté a salvo"

El conflicto, condenado por el COI por "el incumplimiento de la tregua olímpica" –que termina siete días después de la clausura de los Juegos Paralímpicos–, ya ha obligado a la suspensión de una larga lista de eventos, que podría crecer si el ejército ruso prolonga su invasión a Ucrania. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento