La intrahistoria de la visita de Ayuso al renombrado circuito del Jarama: el plan para la Fórmula 1 en Madrid, más cerca

Isabel Díaz Ayuso, antes de subirse al coche con el que rodó en el Circuito de Madrid Jarama-RACE
Isabel Díaz Ayuso, antes de subirse al coche con el que rodó.
David Sánchez de Castro
Ayuso pilota un coche por el Circuito del Jarama.
EUROPA PRESS

El 'run-run' lleva mucho tiempo en los mentideros de los deportes del motor: ¿puede Madrid recuperar las grandes competiciones como antaño? Pese a su inmejorable ubicación, el sinuoso y técnico trazado, la historia que arrastra desde hace décadas y las intentonas de hacerlo en varias ubicaciones, lo cierto es que la capital española ha desaparecido del mapa en cuanto a candidatables para albergar una carrera de algún Mundial de primer nivel, como los de MotoGP y Fórmula 1.

No es casual que sea ahora, en 2022, cuando ha firmado un acuerdo de colaboración de mucho calado con el gobierno regional. Isabel Díaz Ayuso no dudó en enfundarse un mono y un casco para, al volante de un Cupra Born, darse unas vueltas al legendario circuito del Jarama, ahora renombrado Circuito de Madrid Jarama-RACE. Tampoco es casual este bautismo: si existe el de Barcelona-Catalunya, el Motorland de Aragón o el de Jerez Ángel-Nieto, ¿por qué el Jarama no presume en su nombre de madrileñía?

Detrás de este evento hay un plan que viene de muy lejos y que puede ser determinante para que Madrid vuelva a estar en la mirada de los organizadores de las competiciones de primerísimo nivel.

Una modernización necesaria

La propia presidenta de la Comunidad de Madrid recordaba algunos nombres que habían pasado por el Jarama y que tenían en este circuito anexo a Alcobendas su casa. Con Ángel Nieto a la cabeza, el mítico circuito diseñado por el mismo hombre que el incomparable trazado de Suzuka, donde se disputa el GP de Japón, fue claudicando poco a poco ante los nuevos estándares de seguridad... hasta el punto de que se quedó vetusto.

El tradicional GP de Camiones, algunos tramos del Rally Comunidad de Madrid-RACE (lo que antaño se conocía como el Rally Shalymar), las tandas privadas, los cursos de conducción y los eventos empresariales amén de algún festival como el Jarama Classic, se hicieron sitio mientras el circuito en sí empezaba a quedarse fuera de su tiempo. 

Escenarios de edad similar, como el de Zandvoort en Países Bajos, le dieron un lavado de cara a sus instalaciones y subidos a las alas del Red Bull del campeón Max Verstappen volvieron a la Fórmula 1. Por eso, la dirección del Real Automóvil Club de España (los propietarios) acometieron unas obras que fueron desde el reasfaltado del propio circuito hasta tirar la vieja torre y hacer una nueva, amén de boxes totalmente nuevos y adaptados a las nuevas exigencias.

El resultado salta a la vista: nada que envidiarle a imprescindibles en los grandes campeonatos del mundo, como los citados de Fórmula 1 o MotoGP. El renovado Circuito de Madrid Jarama-RACE albergará el próximo mes de junio una prueba del Campeonato del Mundo de Turismos eléctricos (Pure-ETCR-Real Electric Car Racing), que se disputa con vehículos 100% eléctricos. Por eso, las vueltas que dio Díaz Ayuso se hicieron con un coche de este tipo. 

Ayuso visita las nuevas instalaciones del Circuito del Jarama. (EP)

Primero, las competiciones eléctricas; luego, ¿la Fórmula 1?

Este paso adelante de la Comunidad de Madrid apoyando de manera clara y elocuente la reforma del Jarama viene a refrendar lo que ya se vino rumoreando desde hace meses: hay un proyecto, aún en fase muy embrionaria, para traer de vuelta a la Fórmula 1 a la capital de España.

El GP de España está comprometido con el Circuit de Barcelona-Catalunya hasta 2026 pero no está, ni mucho menos, en la lista de imprescindibles. Esta misma pretemporada ha sido devaluado en favor de Bahréin, más por la pujanza y necesidades económicas del campeonato fundamentalmente, y su posición es mucho más débil que antaño. Jerez, Motorland, Valencia... son muchos los tiburones que han olido sangre en esta situación del trazado catalán.

Y, desde la distancia, Madrid también. Hace unos meses saltaba la noticia, incluidos unos tibios desmentidos por parte del Ayuntamiento, de que la capital estaba diseñando un proyecto para dar el salto. El Jarama, por su historia y su situación, es perfecto, pero quizá se haya quedado pequeño. La posibilidad de hacer un trazado semiurbano en IFEMA está más cerca de lo que parece, y ya hay incluso diseños de cómo se podría hacer.

La sempiterna batalla política se cruza aquí con los intereses deportivos y empresariales. Roger Torrent, expresident del Parlament por ERC y actual Consejero de Empresa y Trabajo, es también presidente del Circuit de Barcelona-Catalunya. La renovación 'in extremis' que logró fue usada también como arma política: aseguró que Díaz Ayuso había intentado llevarse la Fórmula 1 a Madrid. Esta máxima no es posible a día de hoy por falta de instalaciones, pero quizá en un futuro sí se pueda considerar la capital de España como un escenario para un GP de España.

Pero para eso era necesaria una reforma, tanto literal como en el imaginario coletivo, en el Jarama para que no se convierta en objeto de estudio histórico, caso del mítico Montjuic o el de Albacete. Joyas para los deportes del motor que, actualmente, generan más dolorosa melancolía por lo que fueron que ilusión para el futuro.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento