La historia de superación de Van der Plaetsen, el atleta que se estampó contra el foso de longitud

La caída de Van der Plaetsen
La caída de Van der Plaetsen
Captura de pantalla
El atleta belga Van der Plaetsen durante la dura caída que le provocó la lesión.
WOCHIT

Ha sido una de las imágenes de los Juegos Olímpicos. El tremendo golpe del decatleta belga Thomas Van der Plaetsen. Sucedió en el foso de longitud, sobre el que cayó a plomo. Al final, tuvo que ser evacuado en silla de ruedas y perdió todas sus opciones de medalla.

No es, no obstante, el único obstáculo al que ha tenido que enfrentarse el bravo Plaetsen a sus 30 años. 

Fue en 2014 cuando el belga recibió uno de los mayores golpes de su vida en forma de carta oficial que le anunciaba su positivo por dopaje: niveles anormales de la hormona HGC rezaba la misiva. Desde ese momento, Van der Plaetsen batalló por su inocencia mientras los medios belgas lo criticaban furibundos.

En su estrategia de defensa, el atleta acudió a un hospital para realizarse unas pruebas médicas que probaran su inocencia. Y lo consiguió, pero a qué precio: ese test reveló que los altos niveles de esa hormona estaban provocados por un cáncer de testículos.

Su padre falleció de cáncer

Van der Plaetsen, que tres años antes ya había perdido a su padre por un cáncer de páncreas, fue operado de inmediato e inició la recuperación con varias sesiones de quimioterapia.

La recuperación total fue una realidad poco después, a finales de 2014, y los éxitos deportivos no tardaron en llegar, con una medalla de oro en el Europeo y un increíble diploma olímpico en Río 2016. 

Van der Plaetsen llegaba a la cita nipona con altas expectativas de subir al podio pero el golpazo en la prueba de longitud frustró su sueño. No tardará en levantarse, pues en tres años tiene oportunidad de redención en los Juegos de París y si algo sabe Plaetsen es luchar.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento