Hamilton vs. Verstappen, un duelo a cara de perro que recuerda al de las grandes leyendas de la Fórmula 1

Max Verstappen y Lewis Hamilton, en Silverstone
Max Verstappen y Lewis Hamilton, en Silverstone
AFP7 vía Europa Press

Tarde o temprano iba a pasar: la guerra entre Lewis Hamilton y Max Verstappen se ha desatado. La chispa fue el toque entre ambos en la primera vuelta del GP de Gran Bretaña en la curva de Copse, pero podría haber sido cualquier otro. Se veía venir de lejos que los caracteres de dos pilotos de generaciones distintas, pero cruzadas, iban a acabar chocando.

La acción del accidente no es más que la cristalización de una rivalidad que se iba a acabar llevando por delante la paz de la Fórmula 1. En los últimos años, Hamilton ha reinado con una comodidad absoluta, convirtiendo cada temporada en un paseo. Una vez retirado Nico Rosberg, único que ha podido con él en esta era híbrida, y más allá de alguna escaramuza con Sebastian Vettel, el heptacampeón se ha convertido en el dominador sin discusión ni candidato que le tape. Hasta que Red Bull ha hecho un monoplaza ganador para Verstappen.

Aunque en el golpe de Silverstone fue la víctima, el piloto neerlandés no es ni mucho menos un alma pura. Muchos pilotos han sufrido su agresividad, desde Charles Leclerc hasta Carlos Sainz, pasando por Vettel o el propio Hamilton. Pecó de optimista al pensar que el de Mercedes no le iba a tirar el coche ahí, porque a diferencia de otros, él no le tiene miedo.

Un joven prometedor contra un campeón contrastado. Un guión que ya hemos visto en muchas temporadas de la Fórmula 1, y que además siempre es garantía de espectáculo, se repite a las puertas de una nueva normativa que augura (en teoría) que se van a volver a repartir las cartas. Como tantas otras veces.

Emerson Fittipaldi vs. Jackie Stewart

Menos conocida y cinematográfica que la posterior de Lauda y Hunt, la rivalidad que tuvieron Emerson Fittipaldi y Jackie Stewart en los primeros 70 fue el ejemplo de cómo se puede ser contrincante en la pista y grandes amigos fuera. Aunque hubo de todo, la cordialidad reinó sobre la presión deportiva. Eran otros tiempos.

Niki Lauda vs. James Hunt

Aunque exagerada en el cine, es innegable que lo vivido en 1976 entre James Hunt y Niki Lauda fue una de las rivalidades más intensas que se recuerdan. Dos talentos puros, uno en Ferrari y otro en McLaren, con dos caracteres muy distintos (aunque no tanto como parece en ‘Rush’) y un momento crítico: el gravísimo accidente de Lauda en Nürburgring. Acabaron siendo grandes amigos… cuando Hunt se retiró.

Senna vs. Prost

La rivalidad que cambió la historia de la Fórmula 1. De las primeras que surgen en la memoria de todos, tanto en el automovilismo como en el deporte en general. El brasileño que fichó por McLaren para hacer temblar los cimientos del reinado del francés, dejando por el camino broncas, insultos mutuos (en público y en privado) y una historia que culminó en tragedia, en la curva del Tamburello de Imola. Momento clave: el accidente en Suzuka.

Schumacher vs. Hakkinen

Mika Hakkinen siempre podrá decir que fue el único que tumbó a Michael Schumacher. La llegada del ‘kaiser’ a la Scuderia derivó en su resurrección como el equipo a batir, pero por el camino no pudo con el finlandés. La McLaren Mercedes que comandó el segundo finlandés volador llegó a sacar de quicio al alemán, hasta que al final consiguieron darle la vuelta al marcador.

Fernando Alonso vs. Lewis Hamilton

La inolvidable temporada 2007 recuperó la sordidez en McLaren. Por aquel entonces el joven era Hamilton y el campeón reinante era Alonso. Espionaje, discusiones en público y en privado, contratos que saltaron por los aires, reuniones a gritos... Cada Gran Premio en esa temporada fue un Vietnam en la escuadra de Woking, lo que fue aprovechado por Kimi Raikkonen para, sin hacer ruido, conquistar el Mundial para Ferrari.

Queda por ver en qué queda lo de Verstappen y Hamilton. El neerlandés no está dispuesto a dejar escapar este Mundial, que aún tiene de cara, pero lo ocurrido en Silverstone aprieta mucho más de lo que desearía la pelea por el título. Ambos llegarán a la cita de Hungría separados por sólo 8 puntos, con las aguas muy revueltas no sólo por este incidente, sino por sus consecuencias, con los insultos racistas que ha recibido el heptacampeón para acabar de enturbiar el ambiente.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento