Hamilton se da un baño de masas en Silverstone tras mandar a Verstappen al hospital por un brutal accidente

Lewis Hamilton celebra su victoria en Silverstone
Lewis Hamilton celebra su victoria en Silverstone
Mercedes AMG F1

Lewis Hamilton se llevó el primer Gran Premio de Fórmula 1 bajo el nuevo formato de clasificación al sprint, un GP de Gran Bretaña que supone la victoria número 99 de su carrera deportiva. El heptacampeón ganó a Charles Leclerc, que fue líder en 50 de las 52 vueltas, y a Valtteri Bottas, pero fue una victoria con polémica: después de una intensa salida provocó un accidente sobre su gran rival, el aún líder del Mundial Max Verstappen.

El neerlandés de Red Bull salía desde la pole por delante del héroe local pero sus opciones quedaron rotas en la primera vuelta. Tras una intensísima pelea, Verstappen sufrió un brutal accidente que le obligó a abandonar. La carrera se paró hasta que retiraron el coche, mientras el piloto era evacuado al hospital.

En la 7ª posición en la que salía acabó el héroe de la clasificación al sprint, Fernando Alonso, fue en la que acabó. El asturiano suma su quinta carrera consecutiva entre los puntos en una prueba en la que se vio peleando con todos, incluido un Carlos Sainz que acabó justo delante de él, 6º. Para el madrileño no fue una carrera sencilla, sin ritmo y con problemas en boxes incluidos.

El GP empezó con susto para Alonso: trompo completo en la vuelta de formación. No era el mejor arranque posible, desde luego, pero no supuso un serio contratiempo.

El accidente de Verstappen

La carrera del GP de Gran Bretaña arrancó con un grave incidente. Lewis Hamilton y Max Verstappen protagonizaron una intensa pelea rueda a rueda en paralelo y con un pique de los que hacen época.

Pero acabó de la peor manera posible: Verstappen se estrello contra las protecciones con violencia contra las protecciones de la curva al final de la antigua recta de meta. El piloto neerlandés salió por su propio pie, pero notablemente tocado.

La carrera quedó parada bajo bandera roja hasta que arreglaron las protecciones, con un elemento de interés claro: si sancionaban a Hamilton o no. El británico iba por detrás en la entrada a la curva, totalmente fuera de la trazada y fue quien golpeó a Verstappen, por lo que el castigo parecía evidente... aunque con Michael Masi y la FIA nunca se sabe qué esperar.

Espectacular adelantamiento de Alonso a Vettel en Copse

En la resalida, hubo un protagonista: Fernando Alonso. Pese a no hacer una buena arrancada, demostró sus redaños en una buena pelea primero con Daniel Ricciardo y después con un Sebastian Vettel que acabó trompeando. El adelantamiento por fuera del español al alemán en Copse, la misma curva del accidente de Verstappen, de muchos quilates.

Mientras tanto, la FIA confirmó el castigo a Hamilton: 10 segundos por provocar el accidente de Verstappen, a cumplir en su primera parada en boxes. Poco se podía reclamar ahí. En esas llegó Carlos Sainz, totalmente encendido, para superar a su buen amigo Alonso por la sexta posición.

Cortes de motor de Leclerc, malas paradas de Sainz y Alonso

El líder de la carrera, Leclerc, no tuvo una carrera sencilla, ni mucho menos. Mientras estaba resistiendo a Hamilton, empezó a quejarse de que sufría cortes de motor inesperados.

La tensión dio alas a Hamilton, que tenía que cumplir ese castigo de 10 segundos, pero un aliado inesperado benefició al monegasco de Ferrari: el 'blistering' en los neumáticos del Mercedes. Las ampollas que empezaron a aparecer en el W12 del heptacampeón propició que mientras desde Ferrari estaban intentando arreglar el problema, Hamilton no le atacase.

El otro piloto de rojo, Carlos Sainz, también sacó lo mejor de sí. A base de vueltas rápidas y gestionando los adelantamientos pudo estirar al máximo su entrada a boxes, pero no fue buena por la tuerca de la rueda delantera izquierda, que no entraba bien. El español, que se había aupado al 'top 5', perdió todo lo que había ganado.

No le pasó lo mismo a Alonso, pese a que su parada tampoco fue buena. El asturiano, que se dejó 5 segundos por un problema con la rueda trasera derecha, salió por detrás de Lance Stroll (su rival por el 7º puesto). Lejos de amedrentarse, todo lo contrario: atacó al canadiense de Aston Martin y, pese a llevar las ruedas recién puestas y por tanto sin temperatura óptima, le arrebató la posición en pista.

El mayor ritmo de Hamilton, incluso después de haber cumplido la sanción, le permitió adelantar a Lando Norris en pista y auparse al podio. Con Verstappen fuera de carrera, para el británico era clave acabar lo más arriba posible.

Hamilton, a la caza de Leclerc

Poco tardó Hamilton en quitarse de encima a su compañero Bottas, por puras órdenes de equipo, ya que necesitaba empezar a perseguir a Leclerc y tratar de evitar una victoria del de Ferrari.

El británico empezó a apretar los dientes a ritmo de vuelta rápida cuando restaban ya menos de diez vueltas. Visto esto, a Leclerc le advirtieron de que 'el coco' venía por detrás y le pidieron apretar al máximo... pero no fue suficiente. A falta de dos vueltas, el heptacampeón le arrebató la gloria.

Con una grada enfervorecida, Hamilton logró su octava victoria en Silverstone (es el piloto que más veces ha ganado aquí en la historia), y sobre todo consigue recortar en el Mundial con el aún líder, un Verstappen que tiene solo 8 puntos de ventaja ahora.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento