"Sé que llevo mi cuerpo al límite durante 12 o 13 horas, pero es lo que me gusta"

Pablo Villa, entrenándose
Pablo Villa, durante uno de sus entrenamientos
Adidas

Cuenta Pablo Villa, tumbado ahora en la cama y preparando cuerpo y alma para el placentero martirio de la Transgrancanaria -unos 125 kilómetros sin dejar de correr, subir y bajar-, que en los momentos de duda, que hay muchos durante 15 horas de carrera, siempre se repite la misma frase para darse ánimo: "¿No querías ser trail runner? Pues te jodes". Y es de suponer que este atleta leonés, accesible, amable y en lo más alto del panorama mundial de este deporte, va a tener que joderse bastante hasta el sábado a mediodía.

-Y después de semejante arenga, sigue adelante...

-Suele funcionarme, sí. Son baches que pasan siempre, pero si sabes gestionarlo, bajas el ritmo, comes y te hidratas, lo terminas superando. Me centro en darle la vuelta mentalmente, que no voy tan mal.

-¿Es muy autoexigente?

-Sí, mucho mucho. Creo que cuando empecé en este deporte lo era más aún, lo que era un arma de doble filo, porque me ha ayudado a llegar donde estoy, pero a la vez me he metido una presión brutal que no me ha venido bien.  Pero he aprendido a gestionarlo gracias al trabajo con la psicóloga, canalizarlo en algo positivo y centrarme solo en lo que puedo controlar yo. Antes, cuando faltaba un mes para la carrera ya me estaba montando películas y elocubraba sobre todo.

-Su seguridad y autoestima han subido mucho, entiendo...

-Sí, básicamente por eso he pegado esta subida de resultados. Esa ha sido la clave, la mejora mental. Muchas veces no puedes ir más rápido porque estás bloqueado mentalmente. Creo que la capacidad mental es el 90% de un atleta, lo que te ayuda a hacer las cosas bien.

Durante la época de pandemia, hubo atletas que se relajaron, otros multiplicaron entrenamientos y retos por todos lados...¿qué hizo Pablo Villa?

-Yo fui de los tranquilos y relajados. En casa no podía hacer nada, así que hice acondicionamiento físico, pero no tuve ansiedad por competir. Sabía que tendría que estar en casa, me adapté, mi patrocinador me apoyó y me centré en ser mejor atleta para 2021. Cuando se pudo correr lo hice. Además, fui terminando mi grado en Educación Física. El deporte es algo que siempre me ha gustado y mi vida cuando deje el atletismo seguirá vinculada al deporte.

-Pero aún le queda por correr, tiene 32 años.

-Bueno, mientras tenga motivación seguiré, pero no me pongo una meta numérica para seguir corriendo. Cuando no sienta motivación, bajaré el pistón.

-¿Como lleva la presión de ser ahora el favorito siempre?

-Bueno, creo que es normal y bueno. Soy un afortunado porque puedo decir que soy un profesional de esto y va en el contrato. Si ganas carreras es obvio que te señalarán como favorito y tengo que sobrellevarlo. Forma parte del juego y sin eso no podría ser profesional. Es una rueda.

-A la gente que desde fuera piensa que este deporte es de locos porque estar 20 horas corriendo no es bueno para la salud, ¿qué les dice?

-Que tienen razón. Es obvio, el deporte de alto nivel no es bueno, sé que estoy llevando mi cuerpo al límite para correr durante 12 o 13 horas pero me gusta, es mi vida, llegas deshidratado, con las reservas superbajas y metes una presión enorme a hígado, estómago, riñones... pero es lo que hay. Es mi deporte y mi vida, y sé que tendré que pagar algún peaje, pero bueno, es como el que se toma una cerveza y un vino todos los días, tampoco es bueno, o pegarse una comilona. Al final es buscar el equilibrio.

-¿Un  día antes de la carrera como se siente?

-Ahora estoy tranquilo, lo llevo bien, tengo todo preparado e intento estar relajado. Cuando se acerque la salida ya tendré ese cosquilleo que te activa.

-¿Va a ganar la Transgrancanaria?

De momento déjalo en que voy a intentarlo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento