Los culpables y señalados del ridículo del Barça ante el Bayern en la Champions

Leo Messi, durante el Barcelona-Bayern
Leo Messi, durante el Barcelona-Bayern
EFE

El Barça tendrá que hacer una profunda reflexión tras la histórica derrota que han sufrido frente al Bayern en cuartos de final de la Champions League. El conjunto culé cayó bajo una apisonadora que no dio lugar a la reacción, pero ante los que tampoco hicieron mucho por darle la vuelta.

De este partido salen muchos señalados, desde los despachos pasando por el banquillo y, por supuesto, el campo.

Quique Setién

Si ya venía tocado para este partido, caer por semejante resultado da buena muestra de que su método no funciona. Alineó a un equipo demasiado veterano, el de mayor edad de la historia de la Champions, y no supo reaccionar ante el vendaval que le sobrevino. Está más que sentenciado.

Messi

Entre todas las bromas que inundaron las redes, una fue "ya veréis cuando Messi salga al campo". Estuvo totalmente desaparecido. Un futbolista que suele ser considerado el mejor del mundo volvió ausentarse de un duelo en el que se necesitaba que tirara del equipo, tanto en lo puramente futbolístico (un disparo a las manos de Neuer y ya) como en lo anímico: un capitán debe tirar del equipo para levantarlo y él sólo miraba al suelo. En Argentina ya saben lo que es esto.

Sergi Roberto

Falló en tres de los cuatro primeros goles del Bayern y Setién le sacrificó en la segunda mitad. Después de una temporada en la que ha estado más discutido, todo apunta a que Sergi Roberto tiene más que complicado su futuro en el conjunto blaugrana.

Gerard Piqué

Otro que estuvo ausente. Ni él ni Lenglet pudieron frenar los ataques del Barça, y Muller, Gnabry, Lewandowski y compañía les ganaron la espalda de manera constante. Si a eso se une una noche no especialmente brillante de Ter Stegen (pero, pese a todo, no del todo mala), la goleada era evidente. Al menos fue el primero en dar un paso adelante y ofrecer su propia cabeza como sacrificio.

Antoine Griezmann

El que iba a ser el revulsivo del partido no hizo absolutamente nada. Salió en la segunda mitad para darle más 'punch' al equipo culé, pero estuvo lento, fallón, sin compromiso en los balones divididos y con problemas para asociarse con Messi y Luis Suárez. Su fichaje se justifica cada vez menos.

Josep María Bartomeu

El presidente del Barcelona es, al final, el máximo responsable de lo que pase en el club. Su gestión ya estaba más que discutida y después de caer en LaLiga ya se planteó la salida de Setién, que era una apuesta suya. Ahora él y su Junta tienen que convencer a Messi de que renueve, algo que después de un 2-8 se antoja una labor casi imposible. Si Setién va a ser el primero en salir, muchos piden que él sea el segundo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento