> El atleta Alejandro Gómez tiene un tumor cerebral inoperable: "Que la gente me recuerde como la buena persona que fui"

El atleta Alejandro Gómez tiene un tumor cerebral inoperable: "Que la gente me recuerde como la buena persona que fui"

  • El fondista gallego se ha rendido ante el eventual trágico desenlace.
  • Participó en tres Juegos Olímpicos: Seúl'88, Barcelona'92 y Atlanta'96.
Alejandro Gómez, exatleta de fondo.
Alejandro Gómez, exatleta de fondo.
TVG

Alejandro Gómez, uno de los mejores atletas del fondo español durante los años 80 y 90 y posiblemente el mejor gallego, está atravesando los momentos finales de su vida. El propio corredor ha contado al 'Faro de Vigo' que le han detectado un tumor cerebral inoperable y el fatal desenlace es cuestión de tiempo.

El que fuera tres veces atleta olímpico (Seúl'88, Barcelona'92 y Atlanta'96) está empezando a dejar todo en orden, con la ayuda de una psicóloga que le está apoyando en este durísimo trance. "Me ha dado las pautas a seguir. Me ha ayudado a ordenar mi interior, a tranquilizarme. No puedo pelear yo solo en esta batalla y en los días complicados ha sido de enorme ayuda para llegar lo mejor posible al día final", resume, con una entereza que estremece.

El 'Galgo de Zamáns' se encuentra ingresado en el hospital Cunqueiro de Vigo, pero en breve regresará a casa. Los médicos no pueden hacer más por él. Cuando echa la vista atrás, no añora nada. "Siempre hice lo que debía en cada momento. Es posible que hiciese algunas correcciones, como cualquiera, pero me siento feliz con la mayoría de las cosas que me han pasado o que he sacado adelante. No siento que me he quedado sin nada que hacer", asegura.

Gómez está considerado como uno de los grandes del fondo (compitió en la prueba de 5.000 en Seúl y en la de 10.000 en Barcelona y Atlanta), y el campo a través. Fue dos veces Campeón de España de cross (1989 y 1995), de 10.000 en cinco ocasiones (1991, 1993, 1995 y 1996) y dos de medio maratón (1992 y 2003), además de lograr el récord de España de maratón en Róterdam en 1997, con un crono de 2h07:54. En los últimos años había unido su pasión por correr con los perros para disputar pruebas de 'canicross'.

En su despedida, Gómez no quiere que en la memoria queden sus títulos o sus medallas. "Que la gente me recuerde como la buena persona que fui", desea.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento