Guerra abierta entre la liga italiana y los futbolistas por la bajada de sueldos

Federico Chiesa, jugador de la Fiorentina.
Federico Chiesa, jugador de la Fiorentina.
EFE

La ya delicada relación entre Liga de la Serie A y la Asociación de futbolistas italiana (AIC) se convirtió en una guerra abierta después de que el organismo que gestiona el torneo propusiera reducir entre un tercio y un sexto los sueldos de los jugadores para contener la crisis generada por el coronavirus.

La suspensión de la Serie A, cuyo último partido se disputó hace un mes, ya ha causado cerca de 150 millones de euros de daños a los clubes y se estima que un abandono definitivo de la temporada provocaría hasta mil millones de pérdidas.

Lo tiene claro la Liga de la Serie A, que convocó en su última asamblea a los presidentes de los veinte clubes que la integran y aprobó de forma unánime un plan para reducir los salarios de los futbolistas, que suponen cada año cerca de 1.500 millones de euros en sus cajas.

"Las pérdidas se deberán contener con una reducción de los gastos, cuyo principal peso para los clubes está representado por los salarios de los jugadores. La Liga de la Serie A aprobó este lunes de forma unánime, excepto la Juventus de Cristiano Ronaldo que ya alcanzó un acuerdo con sus jugadores, una línea común para contener el impacto de los sueldos de jugadores, técnicos y directivos", informó la Liga de la Serie A.

"Está prevista una reducción de un tercio del sueldo total anual bruto, o sea cuatro meses, en el caso en el que no se pueda reanudar la actividad deportiva, y una reducción de un sexto del sueldo total anual si se podrán disputar en los próximos meses los partidos que quedan del curso 2019-2020. Los clubes definirán directamente los acuerdos con sus jugadores", prosigue.

Dicho comunicado fue recibido con profundo malestar por la Asociación de Futbolistas italianos, que considera que la Liga de la Serie A quiere endosar únicamente a los jugadores las consecuencias de la pandemia.

Pocas horas después de la nota de la Liga Serie A, el vicepresidente de la AIC, Umberto Calcagno, definió la propuesta "vergonzosa e inaceptable" y publicó a continuación un duro comunicado que arremete ante el organismo que rige la primera división italiana.

"El comportamiento de la Liga es incomprensible en un momento como este. La voluntad, ni siquiera implícita, de endosar a los jugadores el eventual daño provocado por la crisis, es algo que hace reflexionar sobre la credibilidad de quienes deberían guiar el fútbol italiano en este momento de dificultad", consideró la AIC.

"Pensar que haga falta una asamblea para decidir no pagar a los jugadores nos deja sin palabras. Los mismos presidentes que quieren suspender los salarios son los que enviaron a sus equipos al campo hasta el 9 de marzo, que hicieron entrenar los futbolistas hasta mediados de marzo y hasta este momento controlan a diario los entrenamientos que ordenó su cuerpo técnico", agregó.

En este contexto de guerra abierta entre clubes y AIC, el único equipo que ya alcanzó un acuerdo privado con sus jugadores es la Juventus de Turín.

Fueron los propios futbolistas del cuadro turinés quienes dieron su disponibilidad al club a renunciar al sueldo de los meses de marzo, abril, mayo y junio, lo que garantizará al Juventus un ahorro de 90 millones de euros.

La decisión de la plantilla juventina fue empujada por el capitán, Giorgio Chiellini, quien llamó a todos sus compañeros para sensibilizarlos sobre la necesidad de ayudar a su club en este momento de profunda crisis económica.

Para todos los demás clubes, se avecinan largos días de polémicas y negociaciones entre Liga Serie A y AIC, entre los cuales ya se abrió una auténtica guerra.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento