Lío en La Habana

Lío en La Habana

Sinopsis

Nos encontramos en Greenwich, Conneticut. Corre el año 1968 y Allen Quimp ( Douglas McGrath ) es el único miembro de su rico vecindario que no tiene un trabajo importante, bien remunerado y con las vacaciones cubiertas. Ajeno a cualquier cosa que no sean las lecciones de gramática, Quimp se solaza alegremente en estudiar los entresijos del idioma inglés, mientras esquiva con divina paciencia y humana cobardía los sofocos de su esposa Daisy ( Sigourney Weaber ), que lleva todo el matrimonio emperrada en que su marido se deje de letras y se preocupe más en comprarle unos bisones. Las cosas siguen su curso común hasta que Daisy recurre a su padre, un verdadero hombre americano, patriota y blanco (un auténtico peligro, vamos), para que espabile un poco las ambiciones de Quimp. Y Quimp, aterrado, se inventa una salida inverosímil a fin de que el suegro y la esposa lo dejen en calma: les suelta que bajo su aspecto timorato de profesor en gramática él es realmente un agente de la CIA encubierto, y que está defendiendo la nación. ¡Nada más honroso!, pero Quimp, el pobre, no tiene ni idea de que esta ocurrencia lo va a llevar, realmente, al corazón de una histórica operación de alto secreto.