Tiempo después

Sinopsis

Corre el año 9177 (mil años arriba, mil años abajo, para no pillarse los dedos con estas minucias) y el planeta (algunos dicen que el universo entero) se reduce a un único Edificio Representativo. En torno a él se encuentra una periferia cochambrosa poblada por parados, hambrientos y demás gente de la clase más baja. Uno de estos desgraciados, José María, está convencido de que otro mundo es posible, y que la clave está en salvar algunas dificultades y vender la deliciosa limonada que produce.

Han pasado casi treinta años desde que el ganador del Goya José Luis Cuerda (Todo es silencio) rodara Amanece que no es poco, monumento del humor absurdo y una de las comedias imprescindibles del cine español. Ahora, vuelve a aquel universo caótico y disparatado con Tiempo después, donde adapta su libro homónimo. La película bombardea al espectador con chistes y gags desde lo surrealista al humor inteligente, tras los que se esconden interesantes reflexiones políticas, religiosas y filosóficas. En este futuro distópico que se refleja en el presente, donde un edificio representativo poblado por las élites nobles se levanta sobre unos suburbios en los que viven las clases más humildes, se dan cita todo tipo de personajes esperpénticos. Para darles vida, Cuerda cuenta con un reparto formado por la élite del star system patrio, donde estrellas actuales como Blanca Suárez (El bar) o los ganadores del Goya Roberto Álamo (Alegría, tristeza) y Antonio de la Torre (El reino) comparten cartel con veteranos del "surruralismo" como Miguel Rellán (Villaviciosa de al lado) y Gabino Diego (Nuestros amantes), entre muchos otros.