Vengadores: Infinity War

Vengadores: Infinity War

Sinopsis

Tras años acechando en las sombras, Thanos, el Titán Loco, ha empezado a sembrar la destrucción por todo el cosmos en busca de las Gemas del Infinito, portadoras de un poder ilimitado, que le permitirían imponer sus designios en todo el universo. Lo único que se interpone en sus tiránicos planes son los Vengadores, que tendrán que estar dispuestos a hacer terribles sacrificios para salvar la Tierra, y el resto de planetas, del villano más poderoso y sanguinario al que jamás se hayan enfrentado.

El evento cinematográfico de la década, que pone el broche de oro a 10 años de Universo Cinematográfico de Marvel, llega por fin a la gran pantalla. 18 películas y casi 15.000 millones de dólares de recaudación total después, todos los superhéroes de la Casa de las Ideas se reúnen para hacer frente a su mayor amenaza hasta la fecha: un tirano intergaláctico en busca de las Gemas del Infinito, objetos de gran poder, con las que desatar la devastación y el caos y completar sus planes de dominación universal. Los hermanos Anthony y Joe Russo, que ya se encargaron del crossover Capitán América: Civil War, dirigen Vengadores: Infinity War, primera parte del díptico que servirá como transición hacia una nueva era en este mundo de enmascarados. De este modo, a las espectaculares batallas y el despliegue de efectos especiales de última generación, se unirá un tono más dramático que de costumbre y la despedida definitiva de algunos personajes emblemáticos. Una vez más, el nominado al Oscar Robert Downey Jr. (Iron Man 3) y Chris Evans (Capitán América: El soldado de invierno) lideran el dream team de héroes que se completa con, entre otros, los ya veteranos Tom Holland (Spider-Man: Homecoming), Scarlett Johansson (Ghost in the Shell: El alma de la máquina), Chadwick Boseman (Black Panther) o el candidato a un Premio de la Academia Benedict Cumberbatch (Doctor Strange (Doctor Extraño)), que formarán equipo con los Guardianes de la galaxia de Chris Pratt y compañía para derrotar al sádico Thanos interpretado, detrás de los píxeles, por el también nominado al Oscar Josh Brolin (Sicario).