Ghost in the Shell: El alma de la máquina

Ghost in the Shell: El alma de la máquina

Sinopsis

En un futuro próximo, Mayor sufre un terrible accidente. Para salvar su vida, se le aplica un proceso de ciber-regeneración que la convierte en única en su especie, un hibrido entre humano y máquina, un soldado perfecto entrenado para cazar a los criminales más peligrosos. Mientras busca a un terrorista capaz de manipular la voluntad de las personas, Mayor descubrirá que todo lo que le habían contado es falso. A partir de entonces, nada la detendrá hasta recuperar su pasado y llegar a la verdad.

En su segunda película como realizador, Rupert Sanders (Blancanieves y la leyenda del cazador) afronta la titánica tarea de llevar a la gran pantalla, y en acción real, el venerado manga de Masamune Shirow. Para llevar el proyecto a buen puerto, nos ofrece un auténtico espectáculo visual en el que se recrea un universo en el que la frontera entre lo humano y lo cibernético está cada vez más difusa. A través de una historia cercana al thriller de ciencia ficción, Ghost in the Shell: El alma de la máquina sigue los pasos de un híbrido entre mujer y máquina interpretado por Scarlett Johansson (Capitán América: Civil War), que llevará al espectador a través de los oscuros rincones de la tecnología mientras intenta desvelar el origen de su transformación. Envuelto en un halo de polémica por el origen étnico de sus intérpretes, el film cuenta con Pilou Asbaek (La gran muralla), Juliette Binoche (Viaje a Sils Maria), Michael Pitt (La comunidad de los corazones rotos) y los japoneses Takeshi Kitano (Mientras ellas duermen) y Chin Han (Capitán América: El soldado de invierno) entre sus rostros más reconocibles.