De óxido y hueso

De óxido y hueso

Sinopsis

Alí ha llevado una vida difícil desde que vino a este mundo, siempre deambulando por los peores trabajos y la delincuencia para poder sobrevivir. Además ahora se tiene que hacer cargo de su hijo Sam, un niño de cinco años al que apenas conoce. Incapaz de asumir su repentina paternidad, se va a vivir con su hermana en Antibes y comienza a trabajar como portero en una discoteca. Tras una pelea en el local, conoce a Stephanie, una bióloga marina, de la que se enamora perdidamente.

La carta de presentación del realizador parisino Jacques Audiard ante la audiencia internacional fue el maravilloso drama criminal, "Un profeta", que narraba el ascenso de un recluso árabe al Olimpo gansteril en una cárcel estatal francesa dominada por la Mafia y que obtuvo una nominación al Oscar a la Mejor Película en Habla no Inglesa en 2010. Dos años después, llega a nuestras pantallas "De óxido y hueso", un melodrama romántico (una cinta de amor con mayúsculas) sobre la relación amorosa que se establece entre un superviviente de la clase baja, boxeador de poca monta en peleas callejeras, y una domadora de orcas de un parque acuático con una discapacidad física, sin ganas de seguir viviendo. Audiard compone una bella historia de amor, tierna, aunque llena también de amargura y de dolor, sobre dos personas completamente diferentes, que provienen de mundos diametralmente opuestos y que superantodas las barreras que se interponen en su camino para poder ser felices.

La actriz Marion Cotillard alcanzó el cénit en su profesión al ganar el Oscar, en 2008, por su papel del mito de la canción francesa, Edith Piaf, en el biopic "La vida en rosa". Tras el salto al mercado norteamericano con películas como "Enemigos públicos" junto a Johnny Depp, "Origen" o la última de la saga de Batman, "El Caballero Oscuro: La leyenda renace" de Christopher Nolan, regresa a una producción francesa, "De óxido y hueso", al encarnar a una bióloga marina discapacitada que se enamora locamente de un portero de discoteca, un perdedor que intenta reconstruir su vida junto a un niño pequeño, del que acabade descubrir que es su padre. Este papel es representado por el belga Matthias Schoenaerts, una auténtica celebridad en su país y al que hemos visto en "El libro negro" de Paul Verhoeven, que despliega toda su energía y positivismo a un personaje que le ha valido el Premio a Mejor Actor en la última edición de la SEMINCI de Valladolid. El reparto de este emotivo melodrama lo completan Céline Sallette (María Antonieta, Más allá de la vida 2010), Bouli Lanners (Largo domingo de noviazgo) y Corinne Masiero (La vida soñada de los ángeles).