Pesadilla en Elm Street (El origen)

Pesadilla en Elm Street (El origen)

Sinopsis

Cada noche, en Elm Street, un grupo de jóvenes tiene pesadillas con el mismo hombre, un tipo con sombrero, jersey de rayas y cuchillas en los guantes. Mientras están dormidos, él les aterroriza hasta que consiguen despertarse, pero cuando uno de los chicos muere violentamente, descubren que su peor sueño se está haciendo realidad. Si quieren sobrevivir, tienen que evitar dormirse y descubrir la cruel deuda del pasado que ha venido a saldar ese terrorífico asesino llamado Freddy Krueger.

Freddy Krueger es uno de los iconos del cine de terror de todos los tiempos. El mito comenzó en 1984, cuando Wes Craven creó la historia de un inquietante individuo con la cara quemada que se metía en las pesadillas de los más jóvenes y los asesinaba para vengarse de un suceso del pasado. El éxito fue fulgurante, convirtiéndose en una película de culto y favoreciendo la creación de varias secuelas. Casi dos décadas después de su última aparición en la gran pantalla, Freddy regresa a sus inicios con "Pesadilla en Elm Street (El origen)". Sus creadores, entre los que se encuentran el productor Michael Bay (Transformers) y el realizador debutante Samuel Bayer, querían modernizar la saga y acercarla a las nuevas generaciones.

La gran novedad viene con su protagonista. Tras el rostro deformado de Freddy Krueger ya no está el actor que le ha dado vida durante tantos y tantos años, Robert Englund, sino todo un nominado al Oscar como Jackie Earle Haley (Juegos secretos). Junto a él, vivirán su peor pesadilla Kyle Gallner (Exorcismo en Connecticut), Katie Cassidy (Venganza), Rooney Mara (Dream boy), Thomas Dekker (La decisión de Anne) y Kellan Lutz (Luna nueva).