Airbender: El último guerrero

Airbender: El último guerrero - Cartel
Título V.O.:
The Last Airbender
Año de producción:
2009
Distribuidora:
Paramount Pictures
Género:
Acción
Clasificación:
No recomendada menores de 7 años
Estreno:
6 de agosto de 2010
Director:
M. Night Shyamalan
Guión:
M. Night Shyamalan
Música:
James Newton Howard
Fotografía:
Andrew Lesnie
Intérpretes:
Cliff Curtis (Señor del fuego Ozai), Randall Duk Kim (Viejo del templo), Shaun Toub (Tío Iroh), Dev Patel (Zuko), Jackson Rathbone (Sokka), Noah Ringer (Aang), Nicola Peltz (Katara), Seychelle Gabriel (Princesa Yue), Jessica Andres (Suki), Aasif Mandvi (Comandante Zhao), Ben Cooke (Avatar Roku)

Fotogramas de la película

Sinopsis

En una era legendaria, la civilización se divide en cuatro naciones: Agua, Tierra, Aire y Fuego. La Nación del Fuego le tiene declarada la guerra a las otras tres y, después de un siglo de lucha, no hay esperanza más allá de la destrucción. Según una profecía, el joven Aang es el sucesor del ciclo del avatar, una especie de último guerrero que está destinado a manipular los elementos y salvar el mundo. Aang emprende un peligroso viaje junto a Katara, la Guerrera del Agua, y su hermano Sokka.

El cineasta indio M. Night Shyamalan ha conseguido revolucionar el cine de misterio y ciencia ficción con títulos como "El sexto sentido", "El protegido", "Señales" o "El bosque". Su nuevo proyecto está basado en una exitosa serie de animación y supone un giro radial en su carrera por lo épico de la historia. "Airbender: El último guerrero" transcurre en un mundo dividido según los cuatro elementos y poblado por avatares que se debaten entre el bien y el mal. La presencia de espectaculares efectos especiales también es una novedad en la trayectoria de Shyamalan, así como el hecho de que su película pueda verse tanto en 2D como en 3D.

El reparto de "Airbender: El último guerrero", muy amplio debido a la gran cantidad de personajes, está encabezado por dos debutantes, Noah Ringer y Nicola Peltz, aunque el rostro más conocido es el de Dev Patel, que vuelve a un papel importante después de darse a conocer como protagonista de "Slumdog Millionaire". Junto a ellos, Jackson Rathbone (Crepúsculo), Shaun Toub (Ironman), Cliff Curtis (Push) y Aasif Mandvi (La proposición). La tarea de los extras fue vital a la hora de rodar las escenas de artes marciales, sin duda uno de los fuertes de la película.

Crítica

Para ser una película del americano-indioNight Shyamalanno hay ni huella de su cine antiguamente desconcertante, ni en un minuto de todo el metraje.Raramente su filmografía ha dado muestras de no querer ser otra cosa que una constante incitación a la sorpresa y a la sugestión, técnicas asentadas en el arte de la inquietud hitchcockiana de la que partía su cine anterior a la caída supina en el manierismo de estilo deEl incidenteoEl bosque. Pero aunque Shyamalan se halle en horas bajas desde que rodaraSeñales(2002), no parece levantar cabeza.Airbenderes más decepcionante que las anteriores, si no fuera porque se entiende que ésta es una película dirigida a un público exclusivamente infantil.Airbender es la cinta fantástica y épica, versión en 3D de la serieAvatar: The last airbender. Todo un prodigio técnico artificioso, tan enfático y excesivo, pero desmesurado en su esencia culpa un guión aparatosamente simple y un mensaje desinflado. Donde cada secuencia responde a una esquematización contraída por las obligaciones del presupuesto, y no hay ningún elemento que no resuene a revisto. Bien les valdría haber hecho una de dibujos animados en 2D y revertir el presupuesto en donaciones, porque la integración aquí de la tecnología que está haciendo furor, el 3D, con una epopeya legendaria de artes marciales que se las da de universalizante, expone abiertamente que más allá de un argumento plano, no hay nada nuevo bajo el Sol por mucha tecnología con que se nos adorne el filme. Por mucho realce y ornamentación que luzcan, la historia que nos cuenta el alineamiento amistoso entre las naciones Aire, Agua y Tierra contra el país del Fuego, cuando éste declara la guerra a los anteriores, y de cómo un joven tiene que aprender a dominar los cuatro elementos de la naturaleza para revertir el mundo a un sueño de concordia, es un grandísimo bluf pirotécnico poco estimulante y gravemente aburrido, a pesar de un reparto amateur cuyas nuevas caras podrían haber insuflado algo de improvisada desenvoltura y novedad a un relato decepcionante de cabriolas y volteretas en el aire.

Últimas películas del director M. Night Shyamalan
Últimas películas del género Acción