Shrek: Felices para siempre

Shrek: Felices para siempre

Sinopsis

Shrek se ha convertido en un famoso padre de familia que firma autógrafos, pero añora los tiempos en los que asustaba a los aldeanos. Poco a poco, le convencen de que, para recuperar todo aquello, debe firmar un pacto con el negociante Rumpelstiltskin. Nada más firmarlo, Shrek es trasladado a un mundo donde no conoce a Fiona y el malvado Rumpelstiltskin es el rey. El ogro verde va a tener que sacar lo mejor de sí si quiere reestablecer el mundo real, salvar a sus amigos y recuperar a su Fiona.

La saga animada más famosa de la factoría DreamWorks llega a la que presumiblemente es su última entrega con "Shrek: Felices para siempre". Han pasado 9 años y tres exitosas películas desde que conocimos al ogro verde y a sus divertidos amigos de Muy Muy Lejano. Pues bien, después de enfrentarse a un dragón, rescatar a una princesa y salvar el reino de sus suegros, Shrek sigue dándole la vuelta a los clásicos cuentos de hadas, esta vez pactando con un malo malísimo que le transporta a un mundo irreal donde los ogros son perseguidos. La principal novedad la encontramos en la dirección, ya que Mike Mitchell (Sky High, escuela de altos vuelos) da el salto al campo de la animación tridimensional.

Los admiradores de la franquicia están de enhorabuena porque de nuevo podrán ver en acción a sus personajes favoritos (Shrek, Asno, El gato con Botas, Fiona) y conocer al nuevo villano que meterá a Shrek en el lío de su vida (Rumpelstiltskin). La apariencia visual recuerda a la de otras aventuras, pero las mejoras tecnológicas se dejan ver en los detalles y, por supuesto en la versión 3D. En cuanto a las voces originales de "Shrek: Felices para siempre", continúan Mike Myers, Cameron Diaz, Eddie Murphy y nuestro Antonio Banderas.