Radio encubierta

Sinopsis

Inglaterra, años 60. Ante la falta de rock en las emisoras oficiales, los ciudadanos se pasan el día enganchados a las radios piratas para escuchar la mejor música. Una de ellas, Radio Rock, emite desde un barco del mar del Norte bajo la dirección de Quentin y la colaboración de un variado grupo de melómanos. En poco tiempo, Quentin tendrá que hacer frente a los problemas personales de sus pinchadiscos, a la presencia de su joven ahijado y a las amenazas del gobierno de acabar con su emisión.

La rebeldía de los años 60 y la música que sonaba en esa década han sido las fuentes de inspiración de "Radio encubierta", la nueva comedia de Richard Curtis. Después de escribir "Cuatro bodas y un funeral" o "Notting Hill", Curtis debutó en la dirección gracias a "Love Actually" (2003), una divertida historia de vidas cruzadas a la inglesa. En el que es su nuevo proyecto, el cineasta vuelve a apostar por el humor y la presencia coral de actores, haciendo especial hincapié en los problemas sociales de la época y las canciones que marcaron a toda una generación. Por esas razones, "Radio encubierta" ha sido considerada la película más personal de su filmografía.

El reparto, además de ser coral, está plagado de estrellas. Bill Nighy cambia las sagas de "Underworld" y "Piratas del Caribe" por los pantalones de campana. A su lado, improvisados dj´s de la talla de Philip Seymour Hoffman (La duda (Doubt)), Nick Frost (Arma fatal), Rhys Ifans (Alta sociedad) o Tom Wisdom (300). También destaca la breve intervención de Emma Thompson, la joven mirada que aporta Tom Sturridge y la presencia de Kenneth Branagh en el papel de ministro.