La duquesa

Sinopsis

A finales del XVIII, Georgiana Spencer contrae un matrimonio pactado con el duque de Devonshire. La diferencia de edad y la falta de amor hacen que la joven se dedique a la vida social, tomando partido en la política y ganándose el cariño del pueblo por su elegancia. Cuando el duque comienza un idilio con una amiga de su mujer, Georgina piensa en huir, pero antes tiene la obligación de traer al mundo un heredero. La duquesa encontrará consuelo en la pasión que siente por el apuesto Charles Grey.

La búsqueda desesperada del amor marcó la vida de Georgiana Spencer, duquesa de Devonshire, tal y como quedó reflejado en la biografía escrita por Amanda Foreman. El éxito del libro y la fascinación por una mujer adelantada a su tiempo hicieron que los productores pusieran en marcha el engranaje de "La duquesa". La película cuenta, en clave de drama, el ascenso de una jovencita británica que llegó al corazón del pueblo por su carisma y supo empaparse de las cuestiones políticas de la época, pero también nos presenta a una esposa desdichada que cometió excesos. Las comparaciones con su descendiente, Lady Di, son evidentes, y eso que su director, Saul Dibb (Bullet Boy) se ha encargado de no exagerarlo, potenciando el retrato íntimo de Georgiana.

La bella Keira Knightley vuelve a enfundarse el traje de época, convertida en toda una especialista del género histórico gracias a "Orgullo y prejuicio", "Expiación" o "Seda". En esta ocasión, sufre por las restricciones sociales que le supone su matrimonio con el duque de Devonshire, Ralph Fiennes (The Reader). Los terceros en discordia son Hayley Atwell (Retorno a Brideshead), Dominic Cooper (Mamma Mia!) y Charlotte Rampling (Babylon), que da vida a la madre de Georgiana. "La duquesa" ganó el Oscar 2009 al mejor vestuario.