Los testigos

Sinopsis

En 1984, un ilusionado Manu llega a París para vivir con su hermana y disfrutar de la vida gay en la ciudad. Allí conoce a Adrien, un médico cincuentón bien posicionado, que se enamora del chico y decide introducirle en su círculo de amistades. Le presenta a una pareja muy liberal formada por la bella Sarah y por Medhi, policía anti-vicio de origen musulmán. Cuando Manu y Mehdi comienzan una relación, alteran el orden del grupo, pero lo peor llega cuando se enteran de que el joven tiene el SIDA. Presentada en la Sección Oficial de la Berlinale 2007, "Los testigos" es un drama que trata los inicios del SIDA en la sociedad francesa de los años 80. Su realizador, André Techiné, explora lo que él llama "los días felices", es decir, la época de libertad sexual que imperó en Europa hasta principios de los 80. Y lo hace a través de tres personajes homosexuales que aportan una mirada diferente sobre el asunto y que van desarrollando su personalidad según los acontecimientos. El director de "Mi estación preferida" o "Lejos" ha huido de la estética documental, pero ha investigado la repercusión del inicio del SIDA en la sociedad y los medios de la época. Para el reparto ha contado con una de sus musas, Emmanuelle Béart, con la que ya trabajó en "Fugitivos" y "En la boca, no". Béart sigue siendo una de las actrices más prolíficas del cine francés, habiendo intervenido últimamente en "El Infierno" y "Secretos cantados". También destacan Michel Blanc, actor y director de "Besen a quien quieran", y Sami Bouajila (Days of Glory). El joven protagonista es Johan Libéreau, que debutó con un papel importante en "Douches froides" (2005).