Bloques de hormigón y sacos de arena para evitar atropellos masivos en Europa

Puente del Londres
Equipos forenses y agentes de policía trabajan en el puente de Londres, un día después del ataque perpetrado en junio por tres hombres con una furgoneta, que posteriormente abandonaron y comenzaron a acuchillar a viandantes. (EFE)

Bloques de hormigón, sacos de arena o barreras de coches son algunos de los dispositivos desplegados en países europeos para proteger a la población de los ataques con vehículo, un modo operativo cada vez más utilizado, como en el atentado del jueves en Barcelona.

En España

El país, que desde 2004 se había mantenido al margen de la reciente ola de terrorismoislamista, hasta los atentados del jueves en Barcelona y Cambrils, reforzó no obstante la seguridad en los grandes acontecimientos. La World Pride, la principal marcha mundial de reivindicación de los derechos de la comunidad LGTB, organizada en junio en Madrid, se llevó a cabo bajo un dispositivo de seguridad excepcional, con las calles cerradas a la circulación, policía en todos los cruces y prohibición de los vehículos pesados.

En Francia

La policía nacional informa que las "grandes concentraciones" están protegidas con bolardos y barreras, como fue el caso en los famosos mercadillos de Navidad de los Campos Elíseos en París y en el centro de Estrasburgo (este). Pero estos dispositivos siguen siendo temporales.

En las orillas del Sena, ahora reservadas a los peatones, los accesos están abiertos para permitir que entren los vehículos de emergencia pero bloqueados parcialmente con vehículos policiales.

El ministerio del Interior pidió a las prefecturas desplegar "dispositivos antiintrusiones y de filtraje" en los "grandes acontecimientos del periodo veraniego".

En Reino Unido

El país, que sufrió tres ataques de este tipo en 2017, colocó barreras en varios puentes de la capital para evitar que los vehículos suban a las aceras, como pasó en el London Bridge.

En el Palacio de Buckingham, se modificó la hora del cambio de guardia y varias vías de acceso fueron cerradas para minimizar el riesgo de atentados.

Algunos grupos, incluso en la Cámara de los Lores, reclaman controles de identidad más importantes a la hora de alquilar coches.

En Suecia

Tras un atropello con un camión el 7 de abril que dejó cinco víctimas, la ciudad de Estocolmo colocó bolardos en forma de león en las calles peatonales, precisó a la AFP el consejero adjunto a cargo de la Circulación, Daniel Helden.

En el lugar del atentado, el Ayuntamiento instaló bloques de granito para obligar a los vehículos a circular despacio. También ha encargado 40 nuevos leones de hormigón todavía más pesados, de tres toneladas, frente a los de 900 kg de los actuales.

En Alemania

Tras el atropello masivo del 19 de diciembre de 2016 que causó 12 muertos en Berlín, se instalaron una serie de bloques de hormigón para proteger los mercadillos de Navidad, aunque la mayoría ya han sido retirados.

Algunos de ellos siguen sin embargo instalados en sitios emblemáticos, como en la Potsdamer Platz, y cerca de la embajadas.

Al contrario de sus vecinos, Alemania no desplegó el ejército en sus calles tras haber sido víctima de un atentado en su territorio.

En Bélgica

Las autoridades belgas han instalado bloques de cemento, sacos de arena de una tonelada y camiones para impedir el acceso de vehículos en las grandes concentraciones. Se ha incrementado asimismo la presencia policial en los alrededores de los edificios diplomáticos, las instituciones europeas, los centros religiosos, en las calles y transportes públicos.

En Italia

En el Vaticano, la circulación en la Via della Conciliazione, que lleva a la plaza de San Pedro, fue cerrada durante el Jubileo de la Misericordia, en 2016. La medida se mantuvo después del año santo y hace que sea peatonal el último tramo de esta gran avenida, protegida por barreras y un importante dispositivo de las fuerzas de seguridad.

En Austria

Los dispositivos con bolardos de hormigón fueron desplegados "caso por caso", especialmente en los mercado de Navidad en invierno, explicó a la AFP Karl-Heinz Grunboeck, portavoz del ministerio del Interior.

Grunboeck estima sin embargo que "querer excluir el riesgo al 100% es ilusorio". Según él, "es imposible separar los peatones y los vehículos con tal de excluir totalmente un ataque", y los obstáculos no dejan de ser una "medida placebo".

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/3115329/0/medidas-seguridad-evitar-atropellos-atentados-yihadistas/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR