La estrella ausente

La estrella ausente - Cartel
Título V.O.:
La stella che non cè
Año de producción:
2006
Distribuidora:
Filmax
Género:
Drama
Clasificación:
Pendiente por calificar
Estreno:
11 de enero de 2008
Director:
Gianni Amelio
Guión:
Gianni Amelio, Umberto Contarello
Música:
Franco . Piersanti
Fotografía:
Luca Bigazzi
Intérpretes:
Sergio Castellito (Vincenzo Buonavolontà), Tai Ling (Liu Hua), Angelo Costabile (operario), Hiu Sun Ha (Chong), Wang Biao (comisario de policía), Catherine Sng (secretaria), Enrico Vaniagiani (jefe de la fundición), Roberto Rossi (jefe de la fundición), Huang Qianhao (joven proxeneta), Tang Xianbi (abuela)

Fotogramas de la película

Sinopsis

Vincenzo es un ingeniero de mantenimiento italiano decidido a viajar a Shanghai. Su único propósito es encontrar una máquina defectuosa, vendida a una empresa china, y evitar que provoque un accidente. Sumergido en una cultura totalmente diferente a la suya el ingeniero encontrará a Liu Hua, una joven estudiante china, que accede a ser su intérprete y que acaba siendo su amiga incondicional. Ambos emprenden un viaje lleno de aventuras por todo el país con el fin de encontrar el horno perdido.

El notable director italiano Gianni Amelio (Las llaves de casa, Así reían) presenta esta épica historia de valores profesionales, amor encontrado y recuperación de la esperanza perdida inspirada en la novela "La Dismissione", de Ermanno Rea. "La estrella ausente" es un filme sentimental que no sólo retrata a las personas en su faceta individual sino que además refleja la evidente globalización actual. Lo que comienza como una cuestión profesional se convierte en algo mucho más intenso para los dos protagonistas.

En el papel protagonista se encuentra el conocido actor Sergio Castellito (La sonrisa de mi madre) famoso por su participación en películas como "No te muevas", que protagonizó junto a Penélope Cruz y con la que obtuvo numerosos premios. Junto a Castellito se presenta Tai Ling una joven actriz, nacida en la ciudad de Huang Shi, que debuta por primera vez en la gran pantalla.

Crítica

Gianni Amelio manifiesta en los últimos tiempos una peligrosa inclinación por el sentimentalismo. Una palabra ésta, terminantemente proscrita en los filmes de su edad dorada cuando representaba en Italia un cierto tipo de vanguardia neorrealista que tenía en Ken Loach a su mejor espejo. Cintas como "L´America" o "Niños robados" forjaron la identidad de un cineasta comprometido, entregado al cultivo del cine social, vacío de concesiones y salpicado de una dureza extrema en la representación de la miseria y sus satélites morales. La fiera se amansó con los años, pero aún su penúltima película, la conmovedora "Las llaves de casa", parecía sugerir que Amelio había encontrado el botón adecuado para explorar las posibilidades del drama sentimental sin caer, a pesar de caminar por el hilo de la cuerda, en las tentaciones del pastiche melodramático.

Pues bien, las fronteras que sólo circunstancialmente rebasaba en su anterior propuesta, son aquí definitivamente violadas en una odisea multicultural que se aroga, inútilmente, la responsabilidad de erigirse en película de grandes temas y cuestiones transnacionales mayúsculas. "La estrella ausente" es una propuesta desemedidamente ambiciosa que pretende tender puentes entre el mundo oriental y occidental a través de una odisea redentora, la de un trabajador de una fábrica de acero a través de una China sintética que encierra no pocos paralelos con aquella otra de Enrico LoVerso por la Albania de mediados de los noventa. La China de Amelio es una China monosilábica y unidimensional, es, básicamente, un país exótico visto desde los ojos reduccionistas de un extranjero seducido por los destellos de la mera superficie. Amelio mira a China con los ojos de un director turista, empeñado en ofrecer un fresco aglutinador de la realidad del país con escuadra y cartabón que haga justicia al tópico sociohistórico que los países del oeste se han forjado acerca del gigante asiático. Por tal motivo su viaje iniciático es un periplo apoltronado en el artificio, arrastrado con estoico compromiso por un Sergio Castellito enorme (él es sin duda lo mejor de la irregular propuesta), testigo en movimiento de un universo de contrastes peligrosamente representativos.

Amelio no quiere desaprovechar el viaje, consciente de las dificultades logísticas de la empresa, y su exceso de entusiasmo por brindar una panorámica general y de conjunto acaban traicionándole. El vehículo es un drama sobrealimentado de casualidades y miserias estándar, el fantasma de un viaje interior por territorio hostil que se enreda en lo superficial y en el vicio de la crónica fácil sobre los dislates del progreso desajustado de la China tardocomunista. En síntesis: a pesar de los excelentes mimbres del planteamiento, un frustrante y pretencioso desperdicio.

Últimas películas del director Gianni Amelio
Últimas películas del género Drama