La segunda noche de batalla campal en Barcelona deja unos 30 detenidos