La Policía desarticula una red que obligaba a prostituirse a 12 mujeres a domicilio durante el confinamiento