El PIB creció un 2% en 2019, su menor ritmo desde 2014