Gris, un juego de acuarelas
'Gris', un juego para Switch creado por Nomada Studio. NINTENDO

Que la industria de los videojuegos crece no es ninguna novedad. Las cifras de ventas e inversión en ella son cada vez mayores desde el año 2000. Además, se ha convertido en la forma de ocio preferida por los más jóvenes: las múltiples plataformas han convertido esta industria en el gran coloso del entretenimiento, y no solo en países como Estados Unidos o Japón, también en nuestro país.

España entró en 2016 en el top 10 de países que más beneficios obtienen gracias al negocio gamer y, un año después, se mantenía en el cuarto puesto en cuanto al número de empresas dedicadas a los videojuegos se refiere, solo por debajo de Estados Unidos, Francia y Reino Unido.

Estos son solo los síntomas que deja una industria fuerte que demuestra cada año su calidad, cada vez más cercana a las grandes marcas y a las compañías más famosas.

Gris

Prueba de ello es el título Gris, de la mano de Nomada Studio, el juego indie nominado a los New York Game Awards, a los Annie Awards 2018 y a los Game Developers Choice Awards, que ha demostrado que los videojuegos españoles cada vez son mejores.

El apartado visual de este título transporta al jugador a un lienzo en constante movimiento en el que controlamos a una protagonista sin voz que deberá superar sus medios a través de varios niveles cargados de fantasía, belleza y sentimientos.

Nubla 2

El otro gran éxito de diciembre ha sido el videojuego español Nubla 2. La ciudad en el centro del mundo, desarrollado por Gammera Nest en colaboración con el Museo Tyssen y que auna el arte y los videojuegos.

Es la secuela del título publicado en 2015, uno de los primeros ganadores de la iniciativa PlayStation Talents. Surgió de un proyecto universitario que no recabó demasiado exito debido a la escasa duración de la historia.

They Are Billions

Otro título creado por un estudio español, aunque compuesto por profesionales de todas partes del mundo (Numantian Games), que demuestra el nivel de la industria del videojuego en nuestro país es They Are Billions.

Se trata de un juego de estrategia que combina la ambientación victoriana y el estilo steampunk con un apocalipsis zombie en un mundo donde los usuarios deben construir y defender colonias utilizando las diferentes habilidades en el momento adecuado para sobrevivir al apocalipsis.

The Red Strings Club

Uno de los títulos indies con los que empezó el 2018 fue The Red Strings Club, un videojuego de aventura gráfica con temática ciberpunk. 

Se trata de una experiencia narrativa sobre el destino y la felicidad que presenta Deconstructeam. Lo cuenta a través de un futuro distópico: una ciudad envuelta en una guerra sin fin en la que corporaciones y grupos rebeldes luchan por sus propios intereses. Todo esto en un ambiente robótico donde se ponen a prueba la ética y la moral del jugador y su relación con la tecnología.

Moonlighter

Por otro lado, el estudio valenciano Digital Sun Games ha creado uno de los mejores videojuegos españoles de 2018, Moonlighter, una aventura al puro estilo The Legend of Zelda que protagoniza Will, un tendero que sueña con explorar las misteriosas mazmorras cercanas a Rynoka, su pueblo natal.

Se lanzó en mayo del año pasado y está disponible para Nintendo Switch, PlayStation 4, Xbox One y PC.

Deiland

También situado en Valencia, el estudio Chibig creó el año pasado la versión española de El Principito, un videojuego que ha encandilado a muchos usuarios de PlayStation 4 que se han enamorado de la magia del planeta Deiland (que da nombre al juego).

Se trata de un título que fusiona elementos de RPG y de aventura donde el jugador se pone en la piel de Arco, un niño enviado a un pequeño planeta para hallar un cristal que se esconde en su interior.

Solo

Una de las propuestas más bonitas que nos ha dejado el 2018 en cuanto a videojuegos españoles se refiere ha sido Solo, donde controlamos a un marinero que viaja de isla en isla resolviendo puzles.

De la mano de Team Gotham, este título, además de ser visualmente sorprendente, posee una enorme carga narrativa que plantea al jugador preguntas para reflexionar sobre la vida, muchas con un trasfondo cotidiano.

Stay

Otro juego destacado en cuanto a indies se refiere es Stay, creado por Appnormals. La acción se desarrolla en tiempo real, lo que conlleva que cada segundo que no juegues, Quinn, el protagonista de esta aventura con el que interactuamos, estará solo... Y eso puede tener graves consecuencias.

Los diferentes finales a los que podemos optar según cómo se desarrollen las conversaciones que tengamos con el personaje de este juego varían considerablemente, así que es una buena opción para hartarse a probar.

La industria española está repleta de títulos de todo tipo y para todos los gustos, como Eternum EX, y no deja de producir: este 2019 hay previstos varios lanzamientos, como la llegada de Disembodied y Moons of Darsalonentre otros.