El banquero Zuckerberg

ROSALÍA LLORET. PERIODISTA Y EXPERTA DIGITALOPINIÓN
Facebook anuncia Libra, su criptomoneda para usar en WhatsApp y Facebook.
Facebook anuncia Libra, su criptomoneda para usar en WhatsApp y Facebook.
EFE

"El mundo necesita verdaderamente una moneda digital de confianza… que pueda cumplir con la promesa de ser 'el internet del dinero'". Son las primeras palabras en la presentación del último y probablemente más ambicioso proyecto de Facebook en su historia: crear un nueva divisa digital global que permita pagar online y enviar dinero con el móvil a cualquier punto del mundo "tan fácil y tranquilamente como enviar una foto".

Es evidente que la compañía de Mark Zuckerberg tiene muy altas expectativas con su incursión en el mundo de las divisas. A la inmodestia de la promesa, se añade la denominación de la nueva moneda: Libra.

A diferencia de otras criptomonedas digitales con nombres más frikis, como Bitcoin o Ethereum, la divisa de Facebook adopta la acepción latina de importantes monedas actuales e históricas, como la del Reino Unido.

El nombre pretende también evocar la balanza, como símbolo de estabilidad y seguridad frente a las volátiles criptomonedas actuales. Aunque la nueva divisa se basará también en tecnología blockchain, Libra estará supervisada por un consorcio de multinacionales que se han unido al proyecto -como Visa, Paypal, Uber o Vodafone-, y que junto a Facebook deberán garantizar la estabilidad de la moneda, respaldándola con una cesta de valores y divisas internacionales sólidos.

La idea es que Libra no se use como un activo especulativo, sino como un medio de pago. Y que, al igual que Whatsapp hizo desaparecer el pago por enviar mensajes con el móvil, la nueva moneda de Facebook elimine todas las comisiones por transferencias o pagos.

Pero no son solo los bancos quienes deberían inquietarse frente a un competidor global con 2.400 millones de usuarios y exigencias regulatorias mucho menores, hasta ahora... Como ha dicho uno de los fundadores de Facebook (ya fuera de la compañía), los países con divisas más débiles que el euro o el dólar pueden verse también avasallados por una moneda potencialmente más potente -y atractiva para sus ciudadanos- que la suya.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento