El Real Madrid sigue siendo el máximo favorito para ganar la Champions League después de ganar por 1-2 al Bayern. La decimotercera de su historia. La mala temporada liguera y copera blanca obligaba a los de Zinedine Zidane a buscar 'la orejona' sin remisión, y estoy cada día más convencido.

Eliminados el City, el Barça y casi el Bayern, ninguno de los otros dos semifinalistas, Liverpool o Roma, podrán con el Real Madrid en Kiev. Lo escribí hace tiempo y mantengo que si todo marcha normal, sin graves lesiones o expulsiones, el Real Madrid volverá a ser campeón de la Champions League.

No estoy jugando a adivino, estoy acostumbrado a verle transformarse en la Copa de Europa y sobreponerse a situaciones peores que las de esta temporada, y será el primer equipo que gane 3 Copas de Europa consecutivas en la era moderna. 'La Leyenda' tapará muchas bocas con otra Champions, entre ellas la mía que ha sido una de las más críticas al entrenador francés. ¡Chapeau Monsieur Zizou! Hasta los cambios por lesión, Asensio por Isco, le salen perfectos

El entrenador francés ha sido uno de los mejores en Múnich, tanto en la alineación como en los cambios. Sin menospreciar el trabajo de casi todos, el portero del Madrid ha sido el otro héroe pese al primer gol encajado, ya que después ha sido el salvador. Qué paciencia tiene Keylor 'Job' Navas en el Madrid con los que le quieren despedir un año sí y al otro también.

Efigenio Albadalejo, presidente de la peña madridista Ramón Mendoza, intentó convencerle delante del presidente que el Madrid necesita un portero de su mismo nivel que les hará mejor a los dos. Florentino Pérez le miraba en la mesa presidencial como diciendo "cuánta razón tienes y es mejor Efigenio, que lo digas tu y no yo que se lía". Pues viéndole sus actuaciones en esta edición de la Champions League, sin hablar de las paradas de la duodécima, el costarricense, pese a sus 'cantadas', ha salvado al equipo especialmente frente a la Juve, y hoy en la ida frente al Bayern.

No sé si será necesario un De Gea, Kepa o Courtois, lo que sí sé y es demostrable, es que los que mandan siguen dudando de Keylor aunque sus paradas hayan sido tan importantes como los goles de Cristiano Ronaldo en la undécima y en la duodécima, y está siéndolo en el camino a Kiev.

Los otros dos protagonistas en el Fussball Arena, además de los goleadores Marcelo y Asensio, fueron los otrora acompañantes de Cristiano Ronaldo y ahora espectadores a ras de césped. Ver a Benzema y a Bale en el banquillo de unas semifinales de la Champions League demuestra que no son aquellos intocables de la 'BBC'.

Pueden convertirse en un futuro no muy lejano los héroes del Real Madrid en busca de la decimotercera Copa de Europa, pero está clarísimo que están más fuera que dentro. El lenguaje gestual de las dos estrellas blancas también indica que ellos se sienten más ausentes de lo que aparentaban en algunos partidos con sus caras. Benzema siempre apático y fallón.

Por eso el Bernabéu le pitó más que le aplaudió. El galés lleva tiempo viviendo mentalmente en las islas británicas más que en el Paseo de la Castellana. Feliz con Gales y cabreado con Zidane, con el Real Madrid, y con la grada del Santiago Bernabéu, que no le comprende. A las dos estrellas que se creían fijos e indiscutibles les han quitado la seguridad de la titularidad Asensio, Lucas Vázquez e Isco. Y siguen siendo indiscutibles pero para los minutos de la basura. Después, si hay oferta, tanta paz lleven como la que van a dejar.