La ciudadanía española considera que la desigualdad de género está muy extendida en nuestra sociedad.

Así lo reflejan los datos del Ulises, donde la mayoría de la población opina que fenómenos como la brecha salarial, el desigual reparto de las tareas domésticas o la existencia de acoso hacia las mujeres se producen de forma frecuente en nuestro país. Analizando los datos por sexo, concluimos que la percepción de estos comportamientos está más presente entre las mujeres, pero también es mayoritaria entre los hombres.

Pero al preguntar por experiencias personales sobre situaciones de discriminación encontramos que las mujeres notan mucho más esa desigualdad. Por ejemplo, un 40% de ellas afirma que, en convivencia, el hombre alude a que «ayuda» en las tareas del hogar, descartando participar en pie de igualdad, frente al 12,4% de los hombres que afirma lo propio.

Si pensamos en las movilizaciones feministas que tuvieron lugar el pasado mes, recordaremos que se podían leer pancartas reclamando igualdad en todos los ámbitos, incluido el doméstico. Y es que comenzar a ser conscientes de estas situaciones que se dan en el día a día es vital para empezar a ser parte de la solución al problema. En nuestras manos está.

Noticias relacionadas: