Guindos se va. El ministro en el que confió Rajoy para afrontar la crisis llevaba ya demasiados meses intentando buscar una buena salida. La ha encontrado, y tiene que estar satisfecho, porque se va a un puesto de primer nivel. Para él es una salida, pero para Rajoy es una oportunidad. ¿El presidente aprovechará la crisis para impulsar a su Ejecutivo o hará solo un recambio técnico? Lo veremos en pocos días.

Información relacionada: