Se apunten al Estado o a la Seguridad Social, los déficits públicos se financian con deuda. Ese es el verdadero drama. Lo otro, pasar la pelota a las arcas generales, sirve para tranquilizarnos sobre el futuro del sistema de pensiones, pero no resta ni una décima de déficit.

El agujero cuesta 30.000 millones del dinero de todos al año en intereses. ¿Y lo bien que vendrían para subir la pensión?

Información relacionada: