Será el regalo de Navidades, pero hace tiempo que dejó de ser un juguete. Ahora, los patinetes se te cruzan en medio del atasco, adelantan por izquierda y derecha, invaden la acera y aparcan donde se les antoja. 300 accidentes han causado en lo que va de año; pocos me parecen y suficientes son para que alguien regule su uso. Ha llegado un nuevo forastero al asfalto y para quedarse: organización, por favor.

Información relacionada