Manuel Mostaza Barrios  Politólogo y Director de Asuntos Públicos de ATREVIA
OPINIÓN

Llegan vientos del noroeste

Feijóo presenta el proyecto de su candidatura en Valencia
Feijóo presenta el proyecto de su candidatura en Valencia.
EUROPA PRESS

En plena crisis nacional e internacional, puede pasar desapercibida la remontada demoscópica que protagoniza el Partido Popular de Alberto Núñez Feijóo, que sube casi tres puntos desde febrero. Hay una parte de su electorado que bascula entre los de Génova 13, Vox y la abstención y que, al retornar, aleja la posibilidad del sorpasso demoscópico que la formación de Abascal vislumbraba hace apenas un mes. Hay un elemento clave en la encuesta publicada por este diario: el gallego genera mucho menos rechazo entre los votantes del PSOE del que generaba Pablo Casado casi lo dobla en valoración entre los votantes de Sánchez, por ejemplo–, y muchas veces, cuando llegan las elecciones, tan importante es movilizar a los tuyos como no movilizar a los de enfrente.

Más allá de la actualidad política doméstica, la encuesta muestra un apoyo claro a la política occidental después de la brutal invasión rusa de Ucrania. Quién nos lo iba a decir hace un par de meses: los españoles aplaudiendo de manera masiva una política del derechista gobierno polaco de Ley y Justicia liderado por el presidente Andrzej Duda. Es también destacable el apoyo sin fisuras que la sociedad española otorga a la respuesta de la Unión Europea ante la agresión de tintes soviéticos protagonizada por el gobierno de Putin. En esta línea, el perdedor a escala nacional vuelve a ser Unidas Podemos, una coalición a la que nada parece salirle bien en los últimos meses: apenas dos de cada diez españoles aprueban su papel en esta crisis.

La sociedad española apuesta de manera abrumadora por reducir los impuestos a la energía

Y hablando de crisis, los chalecos amarillos han llegado a la España urbana desde el campo y lo han hecho montados en camión. La sociedad española apuesta de manera abrumadora por reducir los impuestos a la energía como manera de abaratar la factura que pagan los ciudadanos –esta medida es apoyada incluso por ocho de cada diez votantes de izquierdas– y, puestos a priorizar, apuestan por que se reduzcan primero los impuestos que gravan la electricidad, incluso por encima de los que cargan los combustibles.

Para finalizar, dos notas sobre la resaca electoral en Castilla y León, que ahora nos parecen tan lejanas: los votantes del bloque que va del centro a la derecha aprueban sin mayor reparo el acuerdo de gobierno para que el presidente Fernández Mañueco repita en el Colegio de la Asunción. Por otro lado, los españoles parecen tener más claro que su ecosistema mediático la condición extremista tanto de Unidas Podemos como de Vox. Los segundos harían bien en tomar nota de la trayectoria de los primeros si quieren que su paso por la vida política española sea algo más que flor de un día… 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento